AMASEFFER

Descripción

Este disco es una de las más gratas sorpresas que me he llevado este año y eso que me estoy llevando unas cuantas. Para empezar es un proyecto del que no tenía noticia. Bajo el nombre de Amaseffer nos llega una formación compuesta por Erez Yohanan a la batería y percusión y Yuvan Kramer y Hanan Avramovich en las guitarras y bajos. Además cuenta con la participación de Mats Leven como vocalista y de un elenco de músicos extraordinarios como participaciones especiales. Algunos de estos nombres son Kobi Farhi (Orphaned Land), Angela Gossow, Maya Avraham o Yair Yona. Aunque el nombre de esta gente puede no llamar la atención del público de a pie, quien se preocupe por seguir sus carreras descubrirá la calidad incuestionable de su trabajo.

Como decía, bajo el nombre de Amaseffer nos llega un proyecto ideado como trilogía en el que van a narrarnos la historia bíblica del Éxodo, desde los comienzos del pueblo de Abraham como esclavos en Egipto hasta su asentamiento en la “Tierra Prometida”. Este primer capítulo, titulado “Slaves For Life” abarca desde que Moisés es abandonado en el Nilo para salvar su vida de la orden que el Faraón había dado de eliminar a todos los bebés masculinos israelitas hasta el fin de las terribles plagas que según cuenta la historia asolaron aquella tierra.

Amaseffer (que traducido significa “La gente del sagrado libro”) nos presenta en este disco esta historia bíblica como una historia épica casi perfecta. Con un estilo de metal bastante progresivo y un uso excepcional de distintos instrumentos y sonidos como flautas y tablas (y violines y mil cosas más), además de unos arreglos impresionantes, el grupo consigue sumergirnos en un mundo oscuro y opresivo en el que el miedo de unos hombres hacia otros, las ansias de poder y el temor a lo divino y desconocido impulsa una aventura que sin lugar a dudas es digna de contarse.

“Sorrow” y “Slaves For Life” son el comienzo de un excelente trabajo y nos muestran desde el principio cuales son las intenciones del grupo. La elegancia de las composiciones y maleabilidad con la que transforman las estructuras de sus temas no me hace pensar otra cosa más que esta gente están realmente dotados de un sentido musical extraordinario.

Algunas partes del disco, como el comienzo de “Birth Of Deliverance” podrían formar parte de la banda sonora de alguna película. Resulta asombroso como el grupo juega con las luces y las sombras en un trabajo en el que la interacción de partes narradas, voces normales(todas de Mats Levén) y cánticos orientales(todos ellos cortesía de Kobi Farhi, salvo los femeninos) consiguen dar una variedad y un dinamismo muy naturales y agradables a los temas.

Resulta muy evidente el gran trabajo de producción que hay tras este disco, así como el titánico y excelente esfuerzo compositivo que han puesto sus creadores en el. La labor de las guitarras a lo largo de todo el plástico es sencillamente soberbia como prueban cortes como “Birth Of Deliverance”, “Midian” o “Ten Plagues”. Pero por mi parte lo que más me gustaría destacar de todo es la interpretación absolutamente impecable de Mats Levén a las voces. Este hombre ha ido y sigue creciendo en cada disco que saca y su trabajo en Amaseffer es simplemente la mejor interpretación vocal que he podido escuchar este año, y las ha habido muy buenas (a la mente me vienen Jorn en el último trabajo de Ayreon, Akerfeldt en el nuevo disco de Opeth o Andy B. Frank en el flamante “Downburst” de Brainstorm), pero Mats Levén simplemente raya a un nivel casi inalcanzable, que me recuerda a interpretaciones tan asombrosas como Jorn en “The Devil’s Hall Of Fame”, David Readman en “Underworld”, Russel Allen en “The Odyssey” o Kelly Sundown en “Section X”.

Escuchar temas como “Midian” o “The Burning Bush” me hace pensar que la música que podría abanderar cualitativamente el futuro del metal progresivo nos llega cada vez desde lugares más orientales. En 2004 vio la luz “Mabool”, uno de los discos más impresionantes de los últimos años, firmado por los israelitas “Orphaned Land”. El año pasado la cosa se acercó hasta Polonia y pudimos disfrutar de “Rapid Eye Movement”, cortesía de Riverside y en este 2008 volvemos a Israel para disfrutar de “Slaves For Life”, la primera parte de “Exodus”. A tenor de lo que se puede escuchar aquí, si la trilogía completa presenta el mismo nivel, podemos estar hablando de una de las obras conceptuales más importantes de los últimos años.

Para mi, las pruebas más evidentes de la calidad de este trabajo son los temas “Birth Of Deliverance” y “Ten Plagues”. No voy a entrar en detalles sobre los temas porque lo único que veríais es una sucesión de elogios y admiración por lo bien hecho que esta este trabajo. Me limitaré a recomendaros una habitación con poca luz, un buen equipo de sonido con este disco al volumen adecuado, un sillón cómodo y el libreto en la mano. Preparad vuestro cuerpo y vuestra mente para adentraros en una aventura musical excepcional durante casi una hora y veinte minutos.

Puntuación: 10

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos