AUDIOSLAVE – AUDIOSLAVE

Descripción

Para el que no se haya enterado de nada, o simplemente no lea las noticias con asiduidad, el nombre Audioslave le sonará a banda nueva (o a una banda británica de mismo nombre, que ha sacado una buena tajada de la utilización de su nombre, que ya tenían registrado), y poco mas. Pero sólo hay que fijarse en sus componentes para darse cuenta de que puede armarse algo gordo: Wilk, Commerford & Morello de Rage Against The Machine y Cornell de Soundgarden.
Con ver esto, el que conozca a ambas bandas podrá hacerse una idea de la magnitud de un proyecto que, tras un cambio de nombre (antes se llamó Civilian), disputas (verdaderas o ficticias) de Cornell con el resto de la banda y problemas discográficos lanza su álbum debut. Pues a rasgos generales, no decepciona, pero deja entrever que pueden dar cosas mejores de si (de hecho, Morello ya ha dicho que tienen material para otro disco en estos momentos).

Para los seguidores de Rage Against The Machine, el nivel musical será similar al de los discos de esta banda, si bien no reparten la caña que hemos podido disfrutar en otros trabajos. No faltan los mil efectos que Tom Morello utiliza (el wah, el flanger, y otros experimentos extraños, que unidos a su peculiar técnica hacen inconfundible el sonido de su guitarra), los característicos ritmos de bajo de Commerford (me encanta la manera de tocar de ese tio) y la batería sencilla pero contundente de Brad Wilk. Pero sin embargo, van a echar de menos a Zack De La Rocha, ese estilo tan característico del vocalista, que formó parte del gran éxito de RATM. Y para los seguidores de Soundgarden, podrán apreciar un endurecimiento en la voz de Cornell, y casi con toda seguridad estarán satisfechos de su aportación, aunque otra cosa es que lo lleguen a encajar en el estilo de los demás musicos.

Sobre el disco, dos cosas: la proliferación de temas lentos, y una en mi opinión muy clara linea descendente, en cuanto a calidad de canciones se refiere, a medida que escuchamos el disco. Los mejores temas los encontramos en la primera mitad del disco: “Cochise”, que ha sido el primer single; “Gasoline”, “Set It Off” (muy cañera, y la intro es una demostración del “buen trato” que Morello le da a su guitarra); “What You Are”, “Exploder” o la gran balada (hay muchas canciones lentas, pero para mi esta es la mejor) “Like A Stone”. Los temas del final del disco pasan mas desapercibidos, e incluso encontramos un tema un tanto extraño, que suena dance (si, leeis bien, me recuerda a algunos temas de estos raros de U2), que se titula “Hypnotize”.

Así pues, esperando que en el próximo trabajo den ya el nivel real de la banda (que creo que es mayor del que muestran en este disco), un notable para estos chicos creo que es acertado.

Puntuación: 7

Autor: Luis Bellés

<< volver a discos