AZRAEL – LIBRE

Crítica

Hace ya seis años de su anterior trabajo. Seis años sin recibir nada de este grupo, seis años sin una de las formaciones más prometedoras del panorama nacional. Desde la edición del que para mucho es su mejor disco “Dimension IV”, Azrael habían permanecido en silencio, en el limbo de la inactividad y la separación. Con la marcha de su vocalista de toda la vida, Manuel Moral, el grupo perdió uno de los máximos exponentes de su sonido.

Con la incorporación del vocalista sevillano Miguel Carneiro, Azrael vuelven a los ruedos con un muy buen disco bajo el brazo. “Libre” es uno de los lanzamientos más interesantes de los últimos tiempos dentro del panorama nacional.

Para arrancar el disco lleva un tema instrumental titulado “Sangre” que es ni más ni menos que una adaptación metálica del clásico del folclore nacional, “La Tarara”. Con ello Azrael demuestran que aún mantienen esa influencia flamenca en su música, algo que siempre les caracterizó en el pasado y que debe seguir en el futuro. Con “Tan Solo Libre” escuchamos por primera vez la voz de Miguel. Se trata de un tema de corte hard rockero, con cierto sabor añejo realmente interesante. Miguel no es un vocalista que se parezca clónicamente a Manuel Moral y muestra un estilo personal para una voz realmente carismática. Azrael han apostado por este chico y creo que no se han equivocado. Si bien en este disco no demuestra tener un registro tan amplio como Manuel, si se intuye un buen fondo vocal y su voz rasgada en el fondo imprime un toque especial a los temas.

El regreso de los andaluces continúa con Todo/Nada, un tema con un riff realmente interesante, que mantiene el sonido a medio camino entre el hard rock y el heavy metal más clásico. Destacaría especialmente la labor de las guitarras en este tema. “Acción” es el primer tema 100% metal del disco, se trata de un corte con unos riffs enérgicos, jugando con el metal clásico, power y el speed. También es el primer corte donde Miguel demuestra algo de su registro. Y así continua el disco, con cortes que juegan desde el hard rock hasta el speed metal, sin dejar de lado ciertas influencias flamencas en algunos cortes (principalmente en algunas líneas de guitarra). “Un Sentido” o “No Se Tiene En Pie” son ejemplos de lo que puede encontrarse en este disco. Uno de los temas que más me ha llamado la atención es “Yo El Fénix”, sinceramente interesante. El disco cierra con “Sin Mirar Atrás”, “El Fugitivo” y “Sigues Ahí”, siendo el último de ellos el que más me ha gustado, con una carga hard rockera bastante fuerte.

En definitiva un interesante disco de retorno de una de las bandas nacionales que más expectación levanto hace algunos años.

Puntuación: 7,5

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos