BAJEL – BAJEL

Crítica

Han sido tres años de duro trabajo para sacar adelante este proyecto. Cuando en 2001 Tobias Sammet puso a la venta su Avantasia, la Opera Rock/Metal no era un “género” muy habitual, existían algunas (y bastante buenas), pero la repercusión que tuvo Avantasia es algo innegable. A raíz de su salida pronto se anunciaron grandes proyectos para llevar a cabo distintas Operas Rock y Metal en todos los estilos imaginables. BAJEL es la primera en castellano de la que tuvimos noticias.

Inspirada en la novela “Mares de Leyenda”, Bajel cuenta la historia de un viaje por la vida, una historia de valor, amor, odio, muerte y esperanza. Para contarla la obra cuenta con la participación un elenco considerable de artistas de la escena sudamericana y española. Musicalmente BAJEL es una obra de Heavy y Power metal sin muchos añadidos, una obra muy sincera.

Tras una introducción llamada simple y lógicamente “Prólogo”, el disco comienza con el tema “Sueños Eternos”. Christian Bertoncelli (Bajel-Gaspar) y Daniel Parra (El Tiempo) ponen voz a este corte. Se trata de un tema de power metal bastante tradicional instrumentalmente hablando. Tiene fuerza y garra. Bertoncelli comienza en este tema una interpretación muy bien conseguida que se extenderá durante todo el disco.

Sumido en un viaje en el tiempo a través de sus sueños, Bajel nos cuenta como comenzó su historia en “Atado A La Esperanza”. Junto a Bertoncelli podemos escuchar a Iván Sencion en un tema rápido y furioso. Ritmos rápidos, melodías y riffs pegadizos e interesantes demostraciones vocales: la bandera del power metal y los alicientes más evidentes de Bajel. “El Granada” es la siguiente pieza en esta historia. Con las voces de Daniel Parra, Tony “MrCrowley”(Antonio) y Antonio S. Montemayor (Fernando), el tema mantiene la energía de sus predecesores, con un buen trabajo a los teclados y la carga melódica que exige este estilo. Con cierto toque épico en el estribillo, el tema nos cuenta como Bajel llega al lugar dónde comenzará a forjarse su destino.

“Te doy las Gracias” es un tema relajado, lo que hemos aprendido a llamar “power ballad”, con una guitarra que llora de fondo a lo largo de todo el tema. Es el primer tema en solitario para Bertoncelli, acompañado, eso si, de unos coros necesarios.

Dani G. Suarez y David Latorre interpretan a Gabriel y el Capitán A. Mohammed respectivamente en el tema “Susurros de un Adiós”. Se trata de un corte afilado y potente, que recupera toda la fuerza de los primeros temas y, además, está mejor construido y cuenta con una mejor interpretación instrumental. Sin salirse del Power Metal directo y clásico, el tema está algo más elaborado que sus predecesores. Muy buenas interpretaciones para los dos vocalistas.

Mientras Bajel continúa su viaje la maldad de un hombre se cierne sobre su hogar, trayendo consigo la sombra de una tragedia. “Mi Vida Doy Por Ti” es un tema emotivo a medio tiempo en el que podemos escuchar las interesantes interpretaciones de Daniel Parra e Iván Sención acompañados por una buena labor a las guitarras y al teclado. La mejoría que notábamos en el tema anterior se extiende a este en varios aspectos. Como comprobaremos más adelante, la progresión continúa y los mejores temas del disco aún están por llegar.

El octavo corte del disco es el más largo y demuestra un trabajo realizado con esmero tras él. Con Dani P. Milán (Jesús), Pablo Enriquez (Tikniklan) y Rubén Garcera (Ratulpa) a las voces, el tema comienza con una introducción ambiental y a lo largo de sus estrofas destila una agradable sensación épica. Algo de contundencia extra en los riffs y una melodía más cruda contribuyen a darle color al tema y al disco. El siguiente corte nos permitirá escuchar las voces de Sara Parra (María) y Florne Fierro (Voz Interior de María), en un corte emotivo y bien ambientado, con bastante garra y una composición coherente.

Al volver a casa y descubrir lo que ha sucedido, Bajel no puede contenerse y estalla en un arrebato que podemos escuchar reflejado en “Dolor y Rabia”. Bertoncelli vuelve a ofrecernos una demostración de sus capacidades vocales en un tema directo, pegadizo y potente, con todos los elementos necesarios para ser single del disco. Clamando venganza, Bajel finalmente se encuentra cara a cara con el Marqués don Rodrigo (interpretado por Oscar Sancho) y “La Calma Reinará” nos cuenta como se desarrolla su encuentro y como la maldad de un hombre se queda sin escondites ante la certeza de su muerte. Un tema potente que mantiene el hilo musical del disco.

Llegamos al final del viaje y nos encontramos con un tema retrospectivo. Bertoncelli encarna a su personaje una vez más para cantarnos “Llantos de mi Corazón”, uno de los mejores temas de todo el disco, con buena personalidad y posiblemente la mejor producción de todo el plástico. Por último el disco se despide con un “Epílogo” de un estilo similar al prólogo que iniciaba nuestro viaje.

Una vez escuchado el disco se pueden sacar varias conclusiones. Bajel es un disco de Power Metal sin añadidos extraños ni paños calientes. Una buena descarga para los fans del estilo. No es el mejor disco de la historia, de hecho instrumental y compositivamente es bastante básico. Pero ojo, básico no es lo mismo que “malo” o falto de talento. Las composiciones y las interpretaciones instrumentales en el disco son bastante sólidas y coherentes. Quizás el aspecto que más se podría mejorar son las letras, que en ocasiones resultan algo forzadas. En el aspecto instrumental es evidente que los músicos de Bajel no son los más dotados técnicamente sobre la faz de la tierra, pero de nuevo he de hacer hincapié en que sus interpretaciones son bastante sólidas y válidas; pero si alguno esperabais un Malmsteen a la guitarra o un Portnoy a la batería, mejor olvidaros del tema. Lo mejor del disco sin lugar a dudas son las interpretaciones vocales, todas bien trabajadas y con algunos destellos realmente buenos.

Desde las primeras escuchas se nota que esta gente ha puesto el alma en este disco y han dado todo lo que podían de sí mismos para ofrecernos un trabajo lo más sincero y de la mejor calidad posible. Eso es algo que hace tener espíritu a este disco, lo que no es poco precisamente. Bajel es un album sincero, sin engaños y que ofrece una escucha muy entretenida. Hay momentos bastante buenos y la iniciativa de crear una ópera metal en castellano, uniendo las escenas sudamericana y española es una propuesta muy interesante. El resultado es algo diferente en algunos aspectos importantes, aunque el estilo musical lo hayamos visto muchas veces. La producción del disco es buena, aunque mejorable y de nuevo podemos observar que esta gente nos ofrece lo mejor que han podido hacer con los recursos con los que contaran. No estamos hablando de un disco hecho por súper-estrellas de la escena, sino por gente que ama esta música y se esfuerza día a día por dejar huella, y eso es muy importante.

Por mi parte, dejando de lado que el resultado sea objetivamente mejor o peor, BAJEL es una recomendación sin tapujos y estoy seguro de que los próximos proyectos en los que se embarque esta gente serán cada vez mejores y nos darán grandes momentos.

DRAMATIS PERSONAE:

Christian Bertoncelli – Gaspar/Bajel
Oscar Sancho – Marques don Rodrigo
Dani P. Milán – Jesús
Iván Sención – Hermenegildo
Pablo Enriquez – Tikniklan
Daniel Parra – El Tiempo
Dani G. Suarez – Gabriel
David Latorre – Capitán A. Mohammed
Sara Parra – María
Antonio S. Montemayor – Fernando
Rubén Garcera – Ratulpa
Tony “Mr Crowley” – Antonio
Florne Fierro – Voz Interior de María

BAJEL:

Maxi Padilla – Guitarras
Diego Magnacca – Bajo
Hernán Coronel – Batería
Gustavo Jawanske – Teclados
Daniel Parra – Textos y concepto

HAN COLABORADO:

Pablo García solo de guitarra en “EL PESO DE UNA TRAICION”
Germán Villén segundo solo de teclado en “DOLOR Y RABIA”
Luis García intro en “EL PESO DE UNA TRAICION”
Leonel Varak solo de guitarra en “SUSURROS DE UN ADIOS”
Daniel Campos coros en “SUEÑOS ETERNOS y “EL GRANADA”
Leandro Bordicelli coros en “TE DOY LAS GRACIAS”

Puntuación: 6,5

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos