BLACK ABSINTHE – DECADENCE

Descripción

Los guipuzcoanos BLACK ABSINTHE son un trío de Metal que, después de tener varios cambios de formación y de haber publicado una demo que pasó casi desapercibida, decidieron en 2012 editar su primer disco de larga duración, “Decadence”.

Cuando escuchamos el disco, lo primero que nos llama la atención es que no es fácil definir el estilo de la banda, ya que se notan diversas influencias dentro del Metal, y también sonidos más rockeros. También es muy notable lo contundente y compacto que resulta su sonido, en el que predominan las atmósferas oscuras.

El disco se abre con el tema que le da título, que empieza con una atmósfera densa que se mantiene durante un arranque potente y un tanto macarra. La canción mantiene un ritmo machacón aunque original, a la vez que la voz gutural de Denis elabora unas melodías muy logradas y la guitarra de Patxi la complementa perfectamente.

Sigue la caña con “Children of the bloody time”, una canción con un riff de guitarra muy reconocible y que mantiene un ritmo muy contundente, aunque no demasiado rápido. Es un tema en el que se resumen a la perfección las características del sonido de la banda, porque se combinan la potencia con unas melodías muy fáciles de reconocer en las guitarras.

Con el sonido de campanas que se escuchan por debajo de una guitarra distorsionada empieza “Dying roots”, una canción pesada, con un riff  repetitivo y fácil de recordar. El desarrollo del tema mantiene cierta oscuridad en el estribillo, aunque también hay momentos de más velocidad en los que la voz y la guitarra se disputan nuestra atención. Uno de los pocos solos de guitarra del disco se encuentra en esta canción, y es verdaderamente muy bueno.

“The end of times” es una canción que empieza con potencia y con cierta agresividad, como se ve en la voz de Denis. Las guitarras son lo más destacable del tema, con un riff muy conseguido y unos punteos sencillos pero muy efectivos, que individualizan esta canción frente al resto. La pegada de Bazako con la batería en este tema es muy contundente.

El tema más diferente a todos los demás es “Time is on my side”, cantado a dos voces, con el batería encargándose de las voces limpias. Empieza con tranquilidad, aunque pronto se vuelve a la potencia y la densidad a la que nos hemos acostumbrado en los temas anteriores. La alternancia entre partes lentas y partes potentes enriquece mucho esta canción, que resulta sorprendente.

“We don’t give a damn” es una canción dura y machacona que empieza con un riff muy reconocible. Denis canta de forma diferente, casi como si rapeara en algunos momentos, y los ritmos y los punteos de la guitarra hacen que estemos ante una canción que no va a dejar a nadie indiferente.

Con mucha densidad y pesadez empieza “The blacksmith”, una canción oscura, en la que el sonido de los martillazos del herrero se escucha por debajo de los instrumentos en algunos momentos, casi como si marcara el ritmo. Es quizá uno de los temas en que el trabajo de Patxi en la guitarra destaca más, por sus ritmos que rápidamente se recuerdan, y su punteo final que, sin embargo, queda tapado por la voz. Es una canción perfecta para los conciertos, porque tiene partes que disfrutaremos cantando.

El disco se cierra con “Stand, fight and break”, un tema que arranca con un riff afilado y agresivo, que da paso a un ritmo contundente y machacón que destaca por encima de la voz. La inclusión de unas breves orquestaciones enriquece mucho el sonido, aunque no duran lo suficiente como para destacar por encima de los demás instrumentos. Es, probablemente, una de las mejores canciones del disco, por la variedad de ritmos, el trabajo de los músicos y la contundencia del sonido que se despliega en ella, que se convierte así en el cierre ideal para el disco.

En definitiva, BLACK ABSINTHE han llevado a cabo un trabajo honesto y muy grande, que cristaliza en un disco muy potente, con unos riffs de guitarra muy reconocibles y currados, y unas atmósferas oscuras muy logradas. Sin embargo, desde mi punto de vista hay dos cuestiones que impiden que el disco sea todo lo bueno que podría ser. Por un lado, que se echa de menos un mayor número de solos de guitarra, porque su escasez resta variedad al sonido del grupo, que se centra sobre todo en la voz, haciendo que, a veces, parezca incluso algo monótono. Por otro lado, que precisamente sería deseable que Denis incorporara una mayor variedad de registros a la hora de cantar, porque da la sensación de que se limita a hacerlo de la forma que le resulta más cómoda, arriesgando muy poco en las voces.

No obstante, estoy seguro de que la calidad de estos músicos y sus buenas ideas terminarán por concretarse en trabajos cada vez mejores.

BLACK ABSINTHE son:

Denis: Bajo y voz.
Bazako: Batería y voz.
Patxi: Guitarra.

TRACKLIST:

01- Decadence.
02- Children of the bloody time.
03- Dying roots.
04- The end of times.
05- Time is on my side.
06- We don’t give a damn.
07- The blacksmith.
08- Stand, fight and break.

Puntuación: 7.
Discográfica: Autoproducido.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos