BLUES & DECKER-UNPLUG THE DRILL

Crítica

La ecléctica banda de Blues asturiana BLUES & DECKER desarrolló una serie de conciertos acústicos durante el pasado año, alguno de los cuales os contamos aquí. En esos conciertos, tomaron algunas canciones de su primer disco, “Stealin’ the blues”, y las llevaron a un nuevo nivel con arreglos muy distintos a los del álbum. Fruto de esos nuevos arreglos es este “Unplug the drill”, un EP en el que regraban cuatro temas de su primer disco y otro que también tocaban en esos conciertos y los adaptan al formato acústico hasta el punto de que es una verdadera “reinvención” de esas canciones. Con estas cinco canciones, los BLUES & DECKER demuestran su versatilidad como músicos y, de paso, ofrecen a sus fans un material que calme sus ansias hasta que publiquen su segundo disco de larga duración.
El disco empieza con “Tomorrow”, tema en el que colabora Ángel Ruiz tocando el banjo. Frente a la versión que habían grabado anteriormente, en esta versión acústica se alejan del Funk para acercarse más a sonidos como el Blue Grass. El resultado es un sonido alegre que supone una descarga de buen rollo en forma de canción.
Continuamos con “Second sight”, en el que Claudio Vasquez toca el violín. En este caso, se alejan de la densidad de la versión eléctrica y nos presentan un sonido alegre y vibrante muy diferente al que nos habían presentado en “Stelin’ the blues”. Es una canción en la que todas las aportaciones de los distintos músicos encajan muy bien entre sí, pero en la que destacan sobre todo las guitarras.
Con tranquilidad empieza “Stealin’ the soul”, en la que Esther Yuste hace unos coros que arropan la voz de Gustavo. De nuevo, han dado otra vuelta de tuerca al sonido original del tema hasta dejarlo casi irreconocible. Es un tema muy tranquilo, cargado de preciosismo en la instrumentación y lleno de buen gusto.
Llegamos ahora a “Got my mojo working”, la única canción de este EP que no se incluía en “Stealin’ the blues”, pero que sí sonaba en los conciertos acústicos. Esther vuelve a colaborar en los coros, y Ángel con el banjo. Es una canción tranquila, para degustarla con calma mientras tomamos un buen whiskey, paladeando cada acorde con tranquilidad. El tema va, poco a poco, ganando intensidad, hasta un final ideal para los conciertos.
El EP termina con la misma canción que abría “Stealin’ the blues”, “Till dawn”, en la que Pablo Canalís se encarga de las percusiones. En este caso, el grupo ha decidido alejarse de la relativa agresividad de la versión original del tema y cambiarla por un sonido mucho más tranquilo y denso. Así, en esta canción, la más larga del EP, se lanzan a recorrer pasajes de sonido muy clásico, pero facturando un tema muy efectivo que encantará a los fans del grupo.
Sin duda, con “Unplug the drill” estamos ante un disco mucho más complejo de lo que parece a simple vista, porque aunque la mayoría de las canciones ya habían sido grabadas con anterioridad, los BLUES & DECKER han llevado a cabo una labor de “reinvención” tan profunda que casi apetece hablar de ellas como si fueran canciones nuevas.
No es más de lo mismo. Es lo mismo, pero muy diferente.
Y os va a gustar, estoy seguro.

BLUES & DECKER son:

Gustavo Pérez: Voz y guitarra.
Guzmán Lanza: Guitarra.
Kike Cuetos: Bajo.
Ludwig Molina: Batería y percusiones.

Track List:

1- Tomorrow (Nashville Sound Sessions).
2- Second sight (Django Radio Edit).
3- Stealin’ the soul (We abraxas you).
4- Got my mojo working (Where’s my whiskey mix).
5- Till dawn (Slavery rendition).

Discográfica: Gaztelupeko Hotsak.
Puntuación: 8,5/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos