CROW7 – SYMPHONY OF SOULS

Crítica

Los alemanes CROW7 presentan su tercera entrega “Symphony Of Souls”, en la que han contado con Frank Tieneman como productor, el mismo que se encarga de las voces, los teclados, las guitarras y del proceso de masterización, así que ya podemos intuir quien “parte el bacalao” en esta banda. Lejos de quedar en un proyecto personal, este disco suena a banda, como ya demostraron en sus dos anteriores entregas “Light In My Dungeon” y “The Picture”. Las colaboraciones vocales de Janine Wiesemann aportan el contrapunto femenino, y el resto de músicos; Jean a la batería, Karsten a la otra guitarra y Tommy al bajo, juegan muy bien su papel.

Si empezamos a escuchar “Symphony Of Souls”, lo que encontramos de primera mano es metal gótico, el mismo single “Symphony Of Souls” que ha sido elegido para abrir el disco así lo delata. Ahora bien, luego aparece la progresiva “Street of Slaver” y nos descoloca un poco. Lo mismo ocurre con “Shiva Sigh”, un corte más hard (como veremos también en la séptima “Dirty Lies”) con voces guturales, que vuelve a dar un nuevo vuelco al estilo de CROW7. Con estos tres temas ya digeridos, ahora si podemos tener una idea de por donde van a ir los tiros. Me atrevería a decir que el metal gótico arropa gran parte de “Symphony Of Souls”, siendo el edredón en nuestra hipotética cama, mientras que algunas voces death-metal, el hard-rock y lo progresivo serían las sábanas del interior.

Y ahora, ya estamos preparados para dormir… una vez la sorpresa inicial que ha resultado de la mezcla de estilos, el resto de escucha puede tornarse algo tediosa para los que no estemos familiarizados con las sonoridades de CROW7. La voz de Frank, muy lineal a lo largo de los quince temas, hace que perdamos cierto interés por el resto de temas, haciendo un pequeño inciso en “Spawn of Evil”, que llama nuestra atención de nuevo, con unos potentes coros, o “Virtual Reality” donde las bases de teclados y los flirteos con la electrónica no quedan nada mal.

La producción de “Symphony Of Souls” aporta una densidad que empaña la fuerza de gran parte de las composiciones y la voz no es de lo más destacable, como he dicho. Desmejorando así, por ejemplo, “Great Spirit” o “Breed of Crime” que de bien seguro ganarían fiereza con otro tipo de tratamiento e interpretación. Quizás es la tónica que han querido seguir CROW7 con este nuevo trabajo, pero como oyente primerizo del grupo, el anterior “Light In My Dungeon” me parece mejor disco en este sentido.

Con lo dicho, estoy seguro que estos temas sonarán mucho mejor en directo, ya me puedo imaginar la interesante “Ocean of Fire” o “The Final Ride” y me empiezo a relamer. Composiciones que escuchadas en conjunto no se disfrutan de igual manera que si nos damos una pausa a la mitad, la densidad de este trabajo obliga a ello. De todos modos, siguiéndolo tema por tema, hay varios cortes destacables, como he comentado a lo largo de esta review, y de bien seguro no defraude a los seguidores de CROW7.

Listado de temas:

01 – Symphony of Souls

02 – Street of Slaver

03 – Shiva Sigh

04 – The Guide

05 – Kingdom of Calm

06 – Spawn of Evil

07 – Dirty Lies

08 – Virtual Reality

09 – Great Spirit

10 – Winter Breeze

11 – Breed of Crime

12 – Ocean of Fire

13 – Winner of the Quest

14 – The Final Ride

15 – Where Do We Go Now

 Puntuación: 7,5

Discográfica: Nuclear Blast

Autor: Ivan Allué

<< volver a discos