CRYSTAL VIPER – CRIMEN EXCEPTA

Crítica

Marta Gabriel sigue avanzando en la carrera de sus CRYSTAL VIPER y lo hace en esta ocasión sumergiéndose en la leyenda de la Santa Inquisición en comunión y mezcla con las historias de magia negra y brujas de la época en un trabajo que recibe el nombre de “Crimen Excepta” y que representa el cuarto lanzamiento desde que en 2003 la guitarrista y vocalista sentara las bases de una banda que poco a poco va afianzándose en el mercado con una sólida base de fans que piden una cosa muy concreta: respeto al pasado y gloria del sentimiento añejo y auténtico del heavy metal de la década de los 80, allá donde la New Wave Of British Heavy Metal sentó unas bases que muchos hoy en día consideran los irrefutables mandamientos de la esencia del heavy metal como estilo propio y no como término generalista…

Así es como los polacos repiten producción con el afamado Bart Gabriel (JACK STARR’S BURNING STARR, SACRED STEEL…) para dar vida a una versión más oscurecida de su música y un desarrollo del álbum ciertamente oscurantista donde destaca un largo listado de temas del que deberemos descontar las pistas pares como interludios y pasajes algunos compuestos simplemente por un grito o aparentemente vacíos a nuestros oídos en una primera escucha… Por otro lado se trata de una ligera ruptura con respecto a lo que la banda nos ofreció en su anterior trabajo más medieval y evidentemente con una orientación más europea, mientras que en esta ocasión el deje del heavy más clásico y el power metal americano se funde de forma más evidente con un ramalazo en el que vemos una clara influencia del mítico KING DIAMOND y sus MERCYFUL FATE en algunos de los cortes del álbum.

Por otro lado IRON MAIDEN, RUNNING WILD y WARLOCK siguen estando presentes a partes iguales en las composiciones de una banda que incluso en la propia producción y presentación final de su música se muestra devota y respetuosa con sus mayores… “Crimen Excepta” suena añejo y visceral y nos entrega a un combo polaco al que poco le importan las producciones brillantes y sobrecargadas de la actualidad si eso redunda de la desaparición de la carga de crudeza y sentimiento de cercanía con la que el heavy metal nació en su momento y evolucionó hacia otros estilos como el Speed metal o el thrash…  En cambio Marta Gabriel denota una voluntad expresa de no resultar especialmente melódica en su voz pero tampoco caer nunca en la guturalidad, manteniendo un tono rasgado y agresivo en su voz que constantemente se muestra compatible tanto con el clasicismo de las composiciones como con la oscuridad que emana de la temática de los cortes, algo que podemos apreciar incluso en el misticismo y la ritualidad inherente a los gritos agudos de una vocalista que esconde una versatilidad mucho mayor de la que demuestra deliberadamente en el álbum.

A la búsqueda de temas veloces y contundentes nos topamos de lleno con la inicial “Witch’s Mark”, uno de esos cortes destinados a quedarse en los directos de la banda gracias a una desgarrada interpretación que lejos queda de cualquier novedad o interpretación novedosa. Sencillamente CRYSTAL VIPER anteponen la fuerza a la técnica tal y como podemos presenciar en el desarrollo imparable de “It’s your omen” tras el solemne e introductorio teclado que presenta, o en el ataque directo a la yugular que supone “The Spell of death”, tema devoto de un ritmo que va en línea recta sin excesiva concesión a las melodías o las florituras adicionales, cosa que por el contrario si ocurre en “Hope is Gone”, donde los polacos incorporan ese aliciente de melodía que quizás le falte en ocasiones al álbum, aunque eso fuera sin duda acercarse más al power metal europeo de su anterior trabajo “Legends”. El gancho al estribillo que tiene este corte no seremos capaces de encontrarlo en todo el disco excepto en la más actual “Ghost of Sherwood”, la cual pone el punto de color al álbum con una Marta que nos enseña una faceta mucho más melódica de su voz. Un tema melancólico y épico que forma parte de la banda sonora de una versión polaca del mito de Robin Hood.

Por el contrario “Crimen Excepta” se define más por la ritualidad y la ambientación histórica de cortes más cercanos al medio tiempo como “Child of the flame”, el propio “Crimen Excepta” o el tributario “Medicum Animarum” donde no he podido evitar pensar en clásicos como el mítico “Revelations” de IRON MAIDEN o temas similares de esa época de los británicos.

Considero que “Crimen Excepta” no es el disco matador y definitivo que pudiéramos esperar de CRYSTAL VIPER tras el fulgurante comienzo que protagonizaron en 2007 con “The Curse of Crystal Viper”, y de hecho no contiene nada innovador en su interior. Pero también transmite una sensación de futuro en la que los polacos recuperan la senda de clasicismo que abandonaron ligeramente en la experimentación que protagonizaron en sus últimos dos trabajos…  Más allá de todo eso hablamos de heavy metal, y aquí tenemos un ración segura dotada básicamente de actitud…

CRYSTAL VIPER son:

Tom Woryna: Bajo
Golem: Batería
Andy Wave: Guitarras
Marta Gabriel: Voz, Guitarras

TRACKLIST:

01. Witch’s Mark 04:43
03. Child of the Flame 05:56
05. It’s Your Omen 04:35
07. Crimen Excepta 06:59
09. Medicus Animarum 04:44
11. The Spell of Death 04:52
13. Hope Is Gone, Here’s New Law 03:53
15. Fire Be My Gates 06:14
17. Tyrani Piekieł (Vader cover) 04:58
19. Ghosts of Sherwood 04:41

Puntuación: 7,5

Discográfica: AFM Records

Autor: Dany Velasco

<< volver a discos