DRAKKEN – JUMP THE EMPTINESS

Descripción

Que la escena Metalcore/Deathcore estatal está viviendo su momento de auge es un hecho. Siendo nuestro país siempre el último de la lista y llegando las cosas tarde, mientras a nivel global estos estilos llevan años siendo los favoritos de los aficionados al metal y con grupos totalmente consagrados y que incluso, en algunos casos, se hallan sumidos en la decadencia, es ahora cuando en España podemos disfrutar regularmente de lanzamientos de calidad enmarcados en estos géneros.

A bandas que más o menos han conseguido establecerse en el panorama como Dawn Of The Maya, Thirteen Bled Promises, Silent Havoc, Against The Waves, etc, se les comienzan a unir otras menos conocidas que aportan su granito de arena, con mayor o menor fortuna y acierto. Un ejemplo es el caso de los vascos DRAKKEN, que con su segundo álbum muestran el potencial que atesoran.

A nivel de producción el disco no brilla todo lo que debiera. El sonido es bueno en líneas generales, pero la batería no tiene todo el brillo necesario en algunos pasajes, y las voces necesitan de algo más de trabajo (especialmente las melódicas). Sin embargo, suplen sobradamente estas carencias con buenas composiciones.

Desde el inicio con la intro “Breath“, queda patente que a lo largo del disco nos vamos a encontrar toques electrónicos. Sin embargo, son detalles aislados que no llegan a saturar y que dan riqueza a las canciones. El final de “Separation Is Everything” es la parte más orientada a la electrónica del disco. En otros temas no pasan de pasajes de teclado que no van más allá.

En general, lo que podemos escuchar es un disco de Metalcore melódico al uso, que en algunos temas recuerda mucho a Killswitch Engage. Alternancia entre voces rasgadas y limpias, breakdowns, buenos solos, bastantes melodías trabajadas en las guitarras, pasajes acústicos. Todo hecho con buen gusto y criterio, pero que deja la sensación de que ésto ya lo has oído antes. Personalmente, no encuentro criticable el hacer un estilo trillado si es lo que sientes. No todos los grupos pueden inventar la rueda, ni creo que la mayoría de oyentes busquen eso, pero no menos cierto es que para sobresalir sin aportar algo realmente novedoso hay que tener mucho talento y muy buenas canciones. DRAKKEN tienen buenos temas y se ven ganas, pero aún falta rodaje y alcanzar ese “algo” que los haga distinguirse de otros tantos grupos.

No obstante, ahí tenemos temas muy bien resueltos como “Nobody Shall Rease”, donde se dejan ver los derroteros por los que seguirá el disco, el estribillazo de “Faith Is For Losers” (ahí sí que han dado con la tecla) y en general, un trabajo guitarrístico resaltable en prácticamente todo el disco. De hecho, considero que las guitarras son su punto fuerte. Con una mejora de la voz, dándole peso a los teclados y los sintetizadores, y algo más de imaginación a la hora de encarar los temas, pueden llegar a bastante más.

Es esperanzador ver cómo hay grupos asomando la cabeza en nuestro país, dispuestos a trabajar por seguir dándole vida a un estilo que están demostrando que funciona y que a la gente le gusta. Ahora sólo falta tiempo para dejar que estas bandas se desarrollen y muestren todo su potencial.

Puntuación: 6

Lista de canciones:

01.- Breath (Intro)
02.- Nobody Shall Leave (Until The Sunrise)
03.- Faith Is For Losers
04.- Jump To The Emptiness
05.- For The Zombies
06.- Nitro
07.- Deathsongs And Machines
08.- One Wish
09.- Make Them Suffer
10.- The World Needs A Riot
11.- Separation Is Everything
12.- Shinigami

DRAKKEN son:

Fede Acedo
Iñigo Martinez
Xabi Figueroa
Yon Figueroa
Ekaitz Acedo

Discográfica: Santo Grial Records

Puntuación: 6

Autor: Aritza Etayo Zubiri

<< volver a discos