DÜNEDAIN – BUSCANDO EL NORTE (PARTE I)

Crítica

Desde tierras de Ávila nos llega una interesante propuesta de los Dünedain, consistente en un disco con dos partes titulado “Buscando el Norte” del cual ya conocemos la primera, consistente en 6 temas con una duración algo superior a la media hora y con un claro trasfondo power-metalero.

Si hablamos un poco de la banda, podemos decir que pese a que nacieron hace más de 13 años, no se decidieron a probar su primera maqueta hasta hace apenas siete. Tienen un interesante debut que precede a este lanzamiento y es homónimo al grupo, desde aquí os recomiendo que le deis también una escucha así como a “La luz de mi oscuridad” ya que este disco a mi manera de entenderlo, supone una progresión de los anteriores dando una gran vuelta de tuerca en ciertos temas como por ejemplo el sonido.

Es un disco muy directo y esto se demuestra desde el principio con un tema llamado “Una razón” en el que directamente nos introduce al argumento, no nos presenta ni una mínima introducción lo cual es simplemente de agradecer, harto de largas esperas para en muchos casos terminar de fastidiar una canción. Desde el primer momento están poniendo las cartas sobre la mesa auque en principio se vea algo menos claro hasta que el tema “estalla”. Son ritmos muy castizos que me han recordado a la trascendalidad que muestran algunas bandas nórdicas en sus ritmos. Los coros no terminan de ser acertados, aunque el enfoque de la canción es mas que interesante sobre todo desde el punto de vista vocal. Siento un exacerbado abuso del estribillo en un tema bastante completo que por otro lado termina sonando incompleto, prestad atención al corto solo de guitarra.

Con “El principio del fin” la cosa cambia, aunque de manera algo monótona en un principio, los chicos de Ávila logran tomar las riendas del tema con una mas que completa dosis de guitarra muy conseguida. La voz se adapta perfectamente salvo en la introducción de voces dobles en la que los agudos terminan por sonar mucho mejor que el resto de registros. Sencillamente suena el solo de guitarra perfectamente acompañado por la batería, denotan un gran trabajo en lo que a la armonía se refiere.

“Toda una vida” resulta ser un tema de los que terminan llegando, simple pero a su vez certero muy a imagen del primero del que hemos hablado. Los coros son muy profundos y quizás sean las guitarras las que se vean renegadas a un segundo plano en pos de enfatizar una batería que esta lejos de limitarse solo a acompañar la melodía. Lo que vengo comentando de la guitarra se traduce por ende en el solo de la misma, que pese a que termine bastante bien no termina de cuajar en su inicio dentro de la canción.

Pasamos a “La oportunidad”; un tema del que solamente al escuchar la introducción ya nos evoca a los géneros más clásicos del metal, buscando una fuerza que termina por desaparecer cuando comienza la voz… Se trata de un tema muy interesante que busca hacer pensar, o al menos eso es lo que le parece a este que desde aquí os escribe.

Con “Quizás” nos llega la parte más tradicional, me ha gustado mucho ya que desde el principio y aunque tengo poca certeza de que lo buscaran, dan un toque gamberro a la canción. Es otro de esos temas que transmite una profunda carga sentimental, aunque para ello la parte instrumental quede algo obsoleta, con por ejemplo una batería sumamente simplona. Sin duda alguna es el estribillo la parte que más se deja disfrutar, sin duda alguna una apuesta segura para los amantes de seguir esta parte de las canciones.

Para terminar esta primera parte del “Buscando el Norte”, la banda nos presenta un tema al que han bautizado como «Abre los ojos», y que tiene una duración de casi 10 minutos de los cuales el primero transcurre como una correcta introducción. Es sin duda alguna una pequeña historia contada en forma de canción aunque bien pudieran ser varias, ya que la banda ha sabido recortar perfectamente los fragmentos que nos quieren contar para adaptarlos a su música de tal forma que podemos seguirla perfectamente. Interesante el juego que da la guitarra y algunos agudos, los ritmos pueden llegar a resultar muy repetitivos en algunos momentos aunque estén muy bien resueltos. Así mismo al presentar muchas partes es normal pensar que estas muestras muchas facetas, por ejemplo hay una que me ha gustado bastante en la que la batería toma las riendas marcando ritmos muy prominentes y dando un carácter quizás algo “oscuro” o “aletargado”. Uno de los puntos más raros de la canción es que dediquen un poco menos de un minuto sin contenido alguno a modo de despedida, es algo que sinceramente nunca llegaré a comprender.

Como conclusión podemos decir que es un disco bastante asequible sobre todo si estamos hablando de la primera escucha en la que algunos suelen pecar de caer muy mal, es un trabajo bastante elaborado en un género que quizás pequé de estar sobreeplotado, y eso tiene sus consecuencias…

DÜNEDAIN son:
Jacin: Voz y bajo
Tony Delgado: Guitarras
Mariano Sáchez: Guitarras
Miguel Arias: Batería

TRACKLIST:
1 Una razón.
2 El principio del fin
3 Toda una vida
4 La oportunidad
5 Quizás
6 Buscando el norte

Puntuación: 6.5

Autor: Javier Fraile

<< volver a discos