ERIC SARDINAS AND BIG MOTOR – ERIC SARDINAS AND BIG MOTOR

Crítica

Eric Sardinas lleva un tiempo labrándose un nombre en este mundillo, y lo cierto es que no le faltan argumentos. Si Steve Vai te invita a que gires con el, es que no lo estás haciendo mal. Con tres discos en el mercado bajo el nombre de Eric Sardinas & Big Motor, el guitarrista/vocalista puede sentirse orgulloso de su trabajo.

El nuevo lanzamiento, que se presenta sin título, continua el trabajo mostrado en las anteriores entregas, con algunos detalles nuevos. Algunas partes del disco, como los primeros temas “All I Need” y “Ride” presentan cierto regustillo a los primeros Van Halen que les confiere un aire muy interesante.

“Fin My Herat” es un corte 100% rockero que le da dinamismo al disco y sirve de antesala para “Gone To Memphis” que me recuerda un poco a Mr. Big. Este cuarto trabajo destaca principalmente por el asombroso trabajo interpretativo que el trío formado por Patrick Caccia, Levell Price y Eric Sardinas despliega a lo largo de los once cortes del plástico. Como siempre el blues y el country son una influencia importante en el sonido de la guitarra de Eric y esto se refleja en las canciones. Si cogemos un poco de Van Halen, algo de los primeros Judas Priest, un poco de Deep Purple y lo pasamos todo por un filtro de rock clásico con influencias blues y country, nos encontraremos con el sonido de este disco. También, como no podía ser de otra manera, en varios cortes de este plástico como “Find My Heart” o “It’s Nothing New” se puede sentir la sombra de Presley planeando sobre las melodías.

“This Time” y “Just Like That”(en directo) se mantienen en la misma tónica del disco para dar entrada a una magnífica versión de “Burning Love”, dónde el trío despliega todas sus virtudes. “Wonderin’ Blues” y “Door To Diamonds” son dos temas en los que Eric da rienda suelta a su guitarra, preparándonos para lo que será el gran cierre del disco y, con diferencia, el mejor tema del mismo: “As The Crow Flies”.

Se trata de una canción de casi seis minutos y medio, con una atmósfera y un sonido que nos transportan al lejano oeste, dónde la guitarra de Eric se vuelve omnipresente y omnipotente, regalándonos una interpretación de postín en la que, con total ausencia de dudas, es la mejor composición del disco (firmada por Tony Joe White). Una pieza imprescindible para los fans de la formación y del género.

Sin duda estamos ante un disco bastante bueno. Sin lugar a dudas los amantes de esta vertiente encontraran el disco altamente satisfactorio. Como dije al principio, el aspecto interpretativo de este trabajo es sobresaliente, aunque es igualmente cierto que la composición de algunos temas podría haberse cuidado más. El resultado es notable, y muy recomendable para todos los fans del género o para todos aquellos que simplemente quieran pasar un rato entretenido y disfrutar de un par de piezas de alto nivel como “All I Need”, “As The Crow Flies” o la estupenda versión de “Burning Love”.

Puntuación: 8

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos