ESLAVON – EX VACUO

Crítica

ESLAVON es una banda que nos llega desde Sevilla y que practica un Thrash Metal verdaderamente brutal, en el que además se notan las influencias de otros estilos dentro del Metal extremo, haciendo del suyo un sonido que, desde el primer momento, resulta totalmente demoledor. En 2012 quedaron finalistas de la W: O: A: Metal Battle Spain y recientemente nos presentaron su segundo disco, “Ex Vacuo”.

Al acercarnos por primera vez a este disco nos encontramos con una colección de diez temas verdaderamente salvajes, en los que se combinan los riffs afilados y agresivos con unas baterías que suenan como si de ametralladoras se tratara y con unas voces guturales que parecen sacadas del mismísimo infierno. Sin embargo, también se nota un trabajo muy grande por parte de los músicos, que permite darse cuenta de que se trata de una gente con un nivel técnico muy elevado, capaz de abrirse a los sonidos más extremos aunque sin permitir que la brutalidad sea lo único que nos llame la atención.
Así, además del trabajo musical podemos apreciar también unas letras desgarradoras que hablan de esas personas que no tienen cabida en la sociedad actual. Como ellos mismos dicen, son “letras dementes para temas dementes”.

De esta manera, lo que escuchamos son temas contundentes y cargados de cambios de ritmo, que poco a poco van adentrándonos en el mundo de ESLAVON, un mundo brutal y salvaje en el que la potencia y esas letras “dementes” son las verdaderas reinas.
Empieza el disco con “Antihumanidad”, canción para la que además grabaron un videoclip en el que incluyen imágenes de un combate de Muay Thai. Se trata de una canción que empieza con la guitarra de Mvla sonando con densidad y cierta oscuridad, aunque muy pronto entran los demás instrumentos, con la batería a toda velocidad. Entonces se inicia un tema ideal para los conciertos, con el que no vamos a poder evitar hacer headbanging hasta que el cuello nos duela. Rappa canta con mucha agresividad, y los cambios de ritmo hacen que el tema sea mucho más complejo de lo que parece en un primer momento.

Tres golpes a los platillos y empieza “Razón, reacción”, una canción trepidante y rapidísima en la que Rappa canta alternando las voces extremas y las guturales, manteniendo una melodía muy compleja. Por debajo de su voz, Mvla toca un riff de guitarra muy efectivo. De nuevo, los cambios de ritmo sirven para subrayar cada parte del tema. El solo, de sonido muy clásico, está muy conseguido.

Con un riff de guitarra que se nos queda en la cabeza muy rápido empieza “Kaos interno”, un tema de mucha brutalidad, con una batería trepidante que no deja un momento de respiro y una guitarra que casi parece que busca quitarle el protagonismo a la voz. Y es que la voz de Rappa al cantar es de lo más llamativo del tema, porque desarrolla una melodía muy pegadiza. Sin embargo, el solo, muy complejo, es de los mejores del disco.

Ya desde el principio de “Agorafobia” nos damos cuenta de que es un tema que no va a darnos ni un segundo de tranquilidad, ya que es caña sin concesiones. Rappa canta con muchísima agresividad, con una voz que es brutalidad en estado puro. La guitarra de Mvla se complementa con la voz, consiguiendo un sonido espectacular. Cuando termina el tema, de manera súbita, nos quedamos casi sorprendidos por un final tan abrupto.

Y entonces, empieza “Beodo”, un tema en el que la guitarra y la voz se complementan para crear una atmósfera de cierta densidad. Es, así, una canción que es menos rápida que las anteriores, pero que va sobrada de intensidad, con una música muy conseguida. En algunos momentos el tema se acelera, envolviéndolo en una atmósfera casi desquiciante.

El tema que da título al disco es también el más corto. Se trata de un instrumental que sirve de introducción a la canción siguiente, y en el que crean una atmósfera oscura y opresiva que resulta casi perturbadora.

La canción que sigue se titula “101 voces”, un tema potente en el que destacan los riffs que se marca Mvla, que sirven de arranque a una composición de mucha velocidad, rabiosa y contundente. La batería de Almo suena con mucha potencia, desarrollando unos sonidos muy complejos. Sin embargo, los verdaderos protagonistas de la canción son los cambios de ritmo y los punteos de la guitarra, que son los que llevan a que estemos ante un tema muy complejo.

Descontrol” es una canción de mucha brutalidad, con un principio perfecto para el directo. En esta canción, se alternan las partes rápidas con otras, más breves, que sirven para coger aire antes de volver a la caña. En el estribillo, voz y guitarra se combinan, para completar el sonido de esa parte del tema. Las partes de guitarra, están, en general, muy logradas.

Con mucha potencia y velocidad empieza “Insomne”, una canción en la que las partes rápidas y las más densas se alternan en una simbiosis que hace que sea una canción muy conseguida. Sin embargo, las partes que más destacan son las rápidas, que son verdaderamente salvajes. La contundencia de la pegada de Almo es de otro mundo, y resultaría sorprendente si no lleváramos escuchándola desde el principio del disco.
El álbum termina con “Cerebro radical”, una canción que ya va dando caña desde el primer momento. Sin embargo, casi más que la voz, muy rabiosa, son la música y el ritmo vertiginoso que marca la batería lo que más nos llama la atención. La inclusión de sonidos más densos, con un toque de groove, en la segunda mitad de la canción, sirve para que recuperemos el aliento, y hace que el disco termine de una manera que no nos podíamos esperar cuando empezó.

De esta forma, ESLAVON han creado un disco sorprendente, muy trabajado y muy variado, con el que están reivindicando un lugar muy destacado dentro del Metal extremo de nuestro país. “Ex vacuo” es un compendio de sonidos trepidantes y cambios de ritmo que unos músicos de enorme calidad (especialmente Mvla y Almo) han construido, demostrando que ESLAVON es una banda que va a dar mucho que hablar en los próximos tiempos.

Hacedme caso y escuchadlos. Nos os arrepentiréis.

ESLAVON son:

Rappa: Voz.
Mvla: Guitarras.
Ismael: Bajo.
Almo: Batería.

Track list:

1- Antihumanidad.
2- Razón, reacción.
3- Kaos interno.
4- Agorafobia.
5- Beodo.
6- Ex vacuo.
7- 101 voces.
8- Descontrol.
9- Insomne.
10- Cerebro radical.

Discográfica: Autoproducido.

Puntuación: 8,5/10.

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos