GHOST – INFESTISSUMAM

Crítica

Infestissumam”, palabra que en latín significa “hostil”, es el nombre del segundo disco de la banda sueca Ghost,  muy esperado por sus fans desde hace tiempo. En este nuevo álbum, el anterior vocalista, Emeritus I, deja paso a su sucesor, Emeritus II, y varios más irán pasando al frente de esta banda, según aseguraba uno de sus integrantes. Varios años han pasado tras el lanzamiento de su primer álbum, “Opus Emponymous “, y de nuevo nos muestran su característica atmósfera, su inconfundible sonido y sus satánicas letras.

Uno de los músicos de la banda, conocidos como Nameless Ghouls, dijo que, si bien el primer disco termina con la canción «Génesis«, el nacimiento del Anticristo, “Infestissumam” continúa a partir del nacimiento del mismo.

Conocidos entre el público de nuestro país, principalmente, gracias a sus participaciones en el elenco del Sonisphere, con una más este año, han visto cómo su popularidad aumentaba día a día, hasta el punto en el que miembros de conocidas bandas, como Mastodon o Amorphis, se han visto atrapados por la seductora aura oscura que desprenden estos particulares músicos.

El disco abre con el tema que da nombre al mismo, “Infestissumam”, una canción que pone el vello de punta desde el comienzo con un coro a capella que, si nos paramos a escucharlo con atención, nos da una muestra del más puro estilo Ghost, que enlaza perfectamente con la  siguiente canción, “Per Aspera Ad Inferi”, un tema idóneo para empezar el álbum debido a su ritmo cañero en un nuevo cántico al Señor Oscuro.

Tras este gran comienzo, nos encontramos con “Secular Haze”, primer single del disco, que nos brinda una buena dosis de teclado que, en ocasiones, se asemeja a un ritmo circense. Sin duda, un gran acierto para presentarnos lo que sería su segundo trabajo y que consiguió que todos los seguidores de la banda pidiéramos más y más. A continuación llegan “Jigolo Har Megiddo” y “Ghuleh/Zombie Queen”, lo cual resulta un gran contraste, ya que la primera muestra ritmos alegres, y la segunda es mucho más relajada en sus primeros minutos, tras los cuales se desatan de nuevo las melodías que harían ponerse a saltar a cualquiera.

Con “Year Zero” viene la gran majestuosidad de Ghost, creando una atmósfera de lo más blasfema gracias a unos coros satánicos perfectamente acompañados de un gran estribillo y una música de lo más acertada para un tema como este. Una de las mejores canciones del disco, sin ninguna duda, y que expresa el estilo que esta ambiciosa banda pretende establecer. “Idolatrine” es una buena forma de continuar tras “Year Zero”, con ritmos marcados pero añadiendo un poco de relax tras la contundencia del tema previo. En “Body and Blood” tenemos un tema más relajado, con suaves melodías que contrastan con las del resto del álbum, más duras y cañeras.

Con las primeras tonadas de “Depth of Satan’s Eyes” nos sumergimos de nuevo en la atmósfera que mejor saben crear los suecos. Golpes marcados, letras directas, nuevos cánticos y una estupenda combinación de teclado, guitarras y batería es lo que encontramos al escuchar esta canción.

Por último, cerrando un gran álbum, sentiremos un escalofrío solo con el comienzo de “Monstrance Clock”, con una voz desgarrada y estremecedora, augurando un buen final. Los últimos minutos, formados por un coro cantando el estribillo, acompañado únicamente por unas leves notas de teclado simulando un órgano eclesiástico, nos invitan a que nos reunamos por el hijo de Lucifer, lo cual puede servir para hacernos una idea de por dónde irán los tiros en su próximo disco, que esperemos no tarde tanto en ver la luz.

En este segundo álbum, Ghost nos muestra de nuevo lo que será su marcado estilo, con unas pequeñas variaciones respecto a su primer disco, “Opus Emponymous”, pero demostrando de nuevo que son una muy buena agrupación, que saben meterse al público en el bolsillo transmitiendo de una manera que pocas bandas del momento saben hacer.

Tracklist:

  1.  Infestissumam
  2.  Per Aspera Ad Inferi
  3.  Secular Haze
  4.  Jigolo Har Megiddo
  5. Ghuleh/Zombie Queen
  6. Year Zero
  7. Idolatrine
  8. Body and Blood
  9. Depth of Satan»s Eyes
  10. Monstrance Clock

Formación:

  • Papa Emeritus II (Voces)
  • Nameless Ghoul (Bajo)
  • Nameless Ghoul (Teclado)
  • Nameless Ghoul (Guitarra)
  • Nameless Ghoul (Guitarra)
  • Nameless Ghoul (Batería)

Puntuación: 9/10

Discográfica: Zia Records

Autor: Lidia Zorrila Iglesias

<< volver a discos