HEAVEN AND HELL - THE DEVIL YOU KNOW

Crítica

Hablar de este disco supone hablar de uno de los lanzamientos más esperados del año por muchos de nosotros. Algunos llevaban esperándolo desde que Dio, Iommi, Gezzer y Vinnie Appice se reunieron bajo el nombre de Heaven & Hell y se pusieron a girar. Otros llevábamos esperándolo desde que salió Dehumanizer. Pero ahora puedo decir que cualquiera que haya sido la espera, ha valido la pena. Antes de meternos de lleno en “The Devil You Know” vamos a ponernos en antecedentes.

Corre el año 1980, Ozzy y Black Sabbath se han separado y el puesto de vocalista de la mítica banda de Tony Iommi lo ocupa ahora Ronnie James Dio. Y esta unión va a dar lugar a un disco diferente a lo que Black Sabbath habían hecho hasta el momento, pero igual en muchos factores. Esta unión va a dar a luz uno de los discos más reverenciados de la historia del heavy metal, un disco que ha sido fuente de inspiración para casi todo el mundo en el negocio. De esta unión entre Black Sabbath y Dio, del trabajo conjunto de Iommi y Dio nace “Heaven & Hell”. Cuarenta minutos de magia que van desde “Neon Knights” y “Children Of The Sea” hasta “Die Young” y “Lady Evil”, desde “Whising Well” hasta “Lonely Is The Word” y “Walk Away” sin olvidar ni por un segundo la majestuosa “Heaven and Hell”. Para muchos es no solo el mejor disco de Black Sabbath sino uno de los mejores discos de la historia.

Un año más tarde llegaría hasta nosotros “Mob Rules”, un disco más denso, más oscuro, pero igual de mágico. Desde luego no tuvo el mismo reconocimiento inicial, pero llevo al grupo por una extensa gira que se culminó con el directo “Live Evil” en 1983. La colaboración de Iommi y Dio no parecía ir mucho más lejos cuando ese mismo año Black Sabbath editaban “Born Again” con Ian Gillan tras el micrófono, seguido tres años después por “Seventh Star” con Glenn Hughes y por los tres primeros discos de Tony Martín con Black Sabbath, que nos dejaron la joya que es “Tyr”. Fue precisamente tras este disco, en 1992, cuando Dio volvía a unir fuerzas con Tony y compañía para grabar Dehumanizer, que seguía profundizando en el camino que inició “Mob Rules” y que para muchos es un disco igual o incluso mejor que “Heaven & Hell”. Posiblemente no era el momento para sacar ese disco y tras él los problemas entre Dio y Iommi terminaron con el regreso de Tony Martín y posteriormente la reunión con Ozzy. Hasta que en 2006 se anunciaba la formación de “Heaven and Hell”, un nuevo grupo que era ni más ni menos que Black Sabbath con Dio disfrazados. El lobo con piel de cordero.

Una extensísima gira mundial, un recopilatorio con tres nuevos temas y un DVD en directo en 2007 fueron los pequeños adelantos que el grupo nos iba dejando, alimentando nuestro deseo de verles de nuevo en el estudio. Y así llegamos hasta 2009 y le damos al play para escuchar “Atom & Evil”, el tema que abre el nuevo disco de Heaven and Hell, “The Devil You Know”. Un corte que sorprende por unos riffs increíblemente pesados y una cadencia plenamente Doom. Sin duda es la evolución lógica del trabajo anterior entre Dio y Iommi, pero no deja de resultar ligeramente sorprendente este tipo de sonido por su parte (por momentos la canción parece salida de la mente de Leif Endling para un disco de Candlemass). Claro que cualquier duda sobre la procedencia o destino de este tema queda despejada cuando llegamos al solo. Marca de la casa, con el mejor Iommi imaginable. Y Dio se muestra impresionante tras el micrófono. Una gran forma de comenzar este trabajo, un corte perfecto para hacernos comenzar a menear la melena, para intrigarnos por lo que vendrá a continuación.

Y lo que nos encontramos tiene un nombre sugerente: “Fear”. Oscura y notablemente más rápida que su predecesora, cuenta con un riff bastante interesante y una melodía vocal excelente, que ayuda a que nos encontremos con el mejor Dio posible. Vinnie Appice y Geezer Butler se llevan desde mi punto de vista la palma en este tema, con una sección rítmica absolutamente impresionante. Y en lo referente a Tony Iommi, creo que las palabras sobran.

“Bible Black” fue elegida como single del disco. Tras una intrigante intro instrumental (con unas asombrosas lineas de guitarra) y unos pequeños pasajes en un tempo relajado, con aire de balada(esta parte me recuerda algo a Rainbow Eyes), el tema va despertando paulatinamente en un corte potente y pegadizo, con unos riffs impresionantes y un resultado final que raya la perfección. La formación al completo se muestra compenetrada y muy acertada en su respectivo instrumento. Compositivamente es una pequeña maravilla que solo podía salir de la cabeza de estos genios. Este corte levantó aún más si cabe las expectativas de los ansiosos fans que aguardábamos el disco y se perfila como uno de los temas que más reconocimiento recibirán del disco. Sin embargo yo no he podido evitar fijarme en el corte que aparece inmediatamente después de “Bible Black” y que para mi es uno de los mejores temas de este trabajo, sino el mejor.

“Double The Pain” cuenta con un riff cautivador. Esa clase de riff que te atrapa y del que no puedes librarte. El tema comienza con el en un tempo lento durante unos segundos para acelerarse después con la entrada de la voz. Vinnie se muestra a su nivel habitual, Geezer cuaja una interpretación realmente buena y Dio parece sacar la voz del mismísimo infierno; pero lo de Iommi es sencillamente impresionante ¿Cómo deberíamos llamar a las virguerías que hace Tony con la guitarra, no solo en este tema, sino en el disco en general? No se ¿Milagros? Deberíamos recaudar fondos para construirle un altar a este hombre.

“Rock And Roll Angel” me pasó algo desapercibida en las primeras escuchas, debió ser la resaca de “Double The Pain”. Cuando por fin pude prestarle atención me encontré con un nuevo tema pegadizo, con unas melodías impresionantes y unas interpretaciones fuera de lo normal. Me parece el tema más DIO de todo el disco, con un sonido que encajaría perfectamente en la carrera en solitario del vocalista. Lo mejor para mi gusto es la sección instrumental central, con un solo impresionante que solo podía salir de la guitarra de Tony. A pesar de todas sus virtudes, es posiblemente el tema que menos me gusta del disco.

“The Turn Of The Screw” es otro de esos temas mágicos que le salen a esta formación, con un estribillo increíble, un riff pegadizo hasta límites insospechados y un Dio sobrenatural. Otro de mis favoritos del disco, que precede al que posiblemente sea el tema más cañero de todo el plástico: “Eating The Cannibals”. Se trata de un corte rápido de puro Heavy Metal, con unas guitarras impresionantes, una sección rítmica a la altura de sus intérpretes y un Dio soberbio a la voz.

“Follow The Tears” sería otro de mis elegidos entre los mejores cortes del disco, con una ambientación muy oscura y un riff impresionante. Contundente y pegadizo, uno de esos riffs que hacen que sea imposible no hacer headbanging. Posiblemente este sea uno de los cortes más elaborados del plástico y en el que mejor funciona la banda al completo, con unas interpretaciones sobresalientes en todos los instrumentos.

Nos estamos acercando al final del disco cuando nos topamos con “Neverwhere”, un tema rápido y bastante cañero que recuerda a temas como “Neon Knights” o “Die Young” del afamado “Heaven & Hell”, aunque sin perder el sonido actual que presenta este “The Devil You Know”. De nuevo el solo de Iommi brilla con más luz que cualquier otra cosa en el tema, lo suficiente para dejarnos con la baba colgando. Y Dio, ese hombre que literalmente se ha quedado atrapado en los 80, porque su voz se empeña en no cambiar de forma significativa.

La guinda final para este esperadísimo trabajo la pone “Breaking Into Heaven”, un corte que resume con bastante acierto el sonido del disco, con riffs pesados, melodías que se te graban en el cerebro, una atmósfera oscura y mística y unas interpretaciones inhumandas.

No importa cuanto tiempo lleves esperando este disco, no me cabe duda de que satisfará las expectativas de cualquier fan.
Puntuación: 8,7

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos