HILOTZ – GIZA ANKERKERIA

Crítica

Cuando hace poco más de dos años estuve en el DIARIO DE UN SUBTERRÁNEO FEST una de las bandas que más me impactaron fueron precisamente HILOTZ, un grupo vasco que tocaba por vez primera fuera de su tierra pero que por allí ya habían tocado mucho gracias a la calidad de su primer EP, “Hil Ala Bizi”, que además les llevó a ser semifinalistas de la W: O: A: METAL BATTLE SPAIN ese año 2014 (este año volvieron a serlo). Ahora, después de importantes cambios en el seno de un grupo que ahora ya no es un cuarteto sino un trío, nos presentan su primer disco de larga duración “Giza Ankerkeria” (Atrocidad humana), con el que el grupo además nos presenta un cambio muy grande en su música.
Como ellos mismos explican, en el disco nos hablan de cómo nuestra actividad está llevando a la decadencia del planeta y de la sociedad, y eso se traduce en ocho temas crudos y directos, en los que la influencia de METALLICA que se percibía en su EP (del que, por cierto, no incluyen ningún tema en “Giza Ankerkeria”), ha sido sustituida por otras diferentes, aunque sin salirse del Thrash, dando lugar a canciones muy crudas y furiosas, pero en las que también podemos rastrear influencias diferentes dentro del Metal Extremo, del Death y el Black principalmente.
El disco arranca con un acorde entrecortado, el de “Barte eromena«, que da paso a un ritmo furioso y muy contundente, que hará que el público se vuelva loco en los conciertos. La voz de Mikel es muy agresiva, y por debajo de ella escuchamos unos punteos de guitarra muy bien introducidos durante las estrofas. Un pequeño cambio de ritmo nos lleva hacia un estribillo perfecto para el directo, con unos coros que funcionarán muy bien en los conciertos.
Seguimos con “Minak Barnean Dirau”, que empieza con densidad para después desarrollarse con mucha contundencia, con la batería de Etxahum marcando un ritmo muy potente, justo antes de acelerarse y dar una caña salvaje sin contemplaciones. Hace falta esperar casi un minuto y medio desde el primer acorde para que podamos escuchar la voz, que continúa siendo muy agresiva. De nuevo, los cambios de ritmo introducen nuevos matices en la canción, enriqueciéndola mucho.
Con mucha potencia empieza “Hilketa”, una canción cañera en la que la guitarra de Pablo parece que pelea con la voz de Mikel por llamar nuestra atención. Es un tema en el que podemos notar muy bien la aportación de todos los músicos, y en el que además vuelve a haber unos cambios de ritmo muy logrados y muy bien introducidos.
Llegamos a “Iluntasunaren Esklabu”, un tema que empieza con el sonido de la batería, para después desarrollarse con mucha contundencia, con un ritmo muy potente. Los cambios de ritmo son continuos, de manera que podemos diferenciar diferentes partes en la canción, cada una con sus matices.

Hilotz 2016
Llegamos entonces a lo más interesante de este álbum, el tema dividido en tres partes “Ankerkeria”. Su primera parte, “Izakia”, empieza con tranquilidad, como siendo la calma que precede a la tormenta, con Mikel recitando más que cantando, para después desarrollar el tema con más fuerza, pero también con cierta densidad. El tema continúa con mucha agresividad después, hasta llegar a un final muy cañero.
Su segunda parte, “Eraldaketa”, empieza con densidad, pero muy pronto se acelera y llegamos a una canción de mucha contundencia y agresividad, en la que se introducen también voces guturales que suenan de fondo en algunos momentos. Es una canción cargada de cambios de ritmo, y también de matices, sobre todo en las guitarras, que nos muestra la versatilidad de estos chicos. El tema termina con la grabación de las voces de varios políticos que intentan engañar a sus votantes.
Akerkeria” termina con “Arbasoak”, que arranca con potencia para, a los pocos compases, empezar su desarrollo con tranquilidad para seguirlo después con más potencia y, sobre todo, con mucha velocidad. Se trata de una canción muy cañera que dará mucho juego en los conciertos por toda la furia que el grupo destila en ella.
El álbum acaba con “Amildegian”, tema instrumental de arranque denso y muy contundente que rápidamente se acelera, siendo un perfecto resumen de todo lo que hemos podido escuchar en los siete temas anteriores: ritmos contundentes, cambios de ritmo, partes más tranquilas que nos llevan a otras más furiosas… En definitiva, todo lo que HILOTZ pueden hacer cuando echan mano de sus instrumentos.
Sin embargo, a pesar de toda la genialidad de la que el gruopo hace gala en este disco, hay un problema que creo que podemos encontrar, que es que, a pesar de que ahora solo tienen un guitarrista, Pablo Cabasés, en muchas ocasiones nos encontramos con que en las canciones suenan dos guitarras, lo que les puede complicar un tanto la existencia a la hora de tocar en directo. No obstante, yo creo que es un problema menor, porque las dos guitarras dan más contundencia al sonido y, de hecho, es lo que pedían los temas. Seguro que, a la hora de tocar en directo, sabrán como solventarlo.
Todo este conjunto tan sorprendente se completa con una portada muy crítica y llamativa, que encaja muy bien con la crítica de las canciones.
Un grupo (y un disco) a tener muy en cuenta en este año 2016.

Track list:

1- Barne Eromena.
2- Minak Barnean Dirau.
3- Hilketa.
4- Iluntasunaren Esklabu.
5- Ankerkeria I – Izakia.
6- Ankerkeria II – Eraldaketa.
7- Ankerkeria III – Arbasoak.
8- Amildegian.

HILOTZ son:

Mikel Yarza: Voz y bajo.
Pablo Cabasés: Guitarras.
Etxahum Urkizu: Batería.

Discográfica: Autoproducido.

Puntuación: 8,5/10.

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos