HYDROGYN – DEADLY PASSIONS

Descripción

Es el tercer disco para este grupo, y ya se sabe lo que se dice de las terceras entregas: son determinantes para la carrera de un grupo. Parece que Hydrogyn se lo sabían bien porque “Deadly Passions” es un disco de Heavy Metal con fuerza y garra, que sabe como incorporar elementos del Power y del Hard Rock e incluso algunos riffs más alternativos y potentes para conseguir un dinamismo que verdaderamente se agradece. Y es que su anterior disco “Bombshell” pecaba de demasiado lineal y se quedaba a medio camino.

En esta ocasión la formación estadounidense nos trae un redondo de cuarenta minutos en el que vamos a disfrutar de trallazos como la inicial “Rejection”, temas con toques macarrillas como “On And On” o la sentida “Shadow”.

A lo largo del disco vamos a ser testigos de cómo el grupo muestra todas sus cartas en temas muy diferentes entre si, en los que ya se distingue un sello propio en su sonido, a pesar de que aún necesitan imprimirle más personalidad. Especialmente notoria es la mejoría de su cantante, la rubia Julie que en cortes como “Your Life” u “Over You” demuestra la versatilidad y fuerza de su voz.

Sin duda el punto diferente del disco lo pone la versión de “You Oughta Know”, original de Alanis Morisette. Aunque el grupo mantiene casi por completo el sonido del corte original, han sabido darle cierto aire hard rockero que la convierte en una canción divertida de escuchar y con bastante gancho. Sin embargo, donde verdaderamente se nota la evolución del grupo es en el tema “Candless Light Your Face”, una canción que aúna todas las vertientes que abarca este conjunto bajo una bandera de sentimiento y melancolía.

Si algo puede decirse de Hydrogyn es que, si las cosas no se tuercen y continúan su progresión, pueden llegar a ofrecer cosas verdaderamente interesantes en el futuro, más incluso que este “Deadly Passions”, que ya resulta bastante atractivo. Hay que destacar que no se trata de un disco para escucharse una y otra vez, sino de un redondo de esos que te pones de cuando en cuando y disfrutas y te diviertes. Incluso puedes ponerlo dos veces seguidas, o tres, pero no más, porque puede terminar resultando ligeramente cargante.

El disco lo cierra “Shadow”, un corte muy interesante e intenso, con unas bonitas líneas de piano y cuando acaba…no le deis al stop y aguantad un poco, que hay sorpresa.

En definitiva, un buen disco, un trabajo bastante bien hecho y que resultará atractivo para los fans de los sonidos más clásicos del heavy metal con toques power. Entretenido y con un par de composiciones realmente interesantes.

Puntuación: 7,5

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos