JOE BONAMASSA – BLACK ROCK

Descripción

Todavía con el excelente “The Ballad Of John Henry” en la memoria como uno de los mejores lanzamientos Blues Rock de los últimos años, nos encontramos con “Black Rock”, el nuevo redondo de Joe Bonamassa. El joven artistas de las seis cuerdas no se cansa nunca de trabajar y tras una exitosa y extensa gira promocionando su anterior disco decidió meterse en el estudio para preparar el que es su décimo disco de estudio.

En los estudios “Black Rock” de Grecia, Bonamassa se encerró junto al magnífico productor Kevin Shirley y un buen puñado de reconocidos artistas griegos para crear un trabajo que no solo ponga de manifiesto su talento como intérprete y compositor, sino que sirva al mismo tiempo de homenaje para aquellos artistas que han sido siempre su inspiración e influencia.

Por eso en este “Black Rock” (llamado así en honor al estudio dónde fue grabado, por el excelente sonido conseguido), Bonamassa nos presenta cinco nuevas composiciones propias en las que mantiene la elegancia exhibida en “The Ballad Of John Henry” y recupera elementos más jazz y funk que no se veían desde “Sloe Gin”. Temas como “When The Fire Hits The Sea” (impresionante mandolina), “Quarryman’s Lament” (de los más sorprendentes del disco), “Wandering Earth”(creo que es mi preferido entre sus composiciones de este disco), “Athens To Athens” y “Blue Evil”(sencillamente genial) son testimonio más que suficiente de lo que este guitarrista, cantante y compositor es capaz de conseguir.

Además de estos cinco nuevos temas, Bonamassa nos regala los oídos con una colección de versiones envidiables, que destilan buen gusto y el toque necesario de personalidad para resultar únicas e interesantes. Entre ellas nos encontramos con “I Know A Place”, del genial John Hiatt; “Spanish Boots”, original de mentes tan agraciadas como Jeff Beck, Rod Stewart y Ron Wood; “Three Times A Fool” de Otis Rush y en especial “Bird On A Wire” (sencillamente enorme), una creación del siempre inalcanzable Leonard Cohen y “Night Life”, que apareció por primera vez de la mano del inmortal BB King. Esta última (composición de Willie Nelson, Walter Breeland y Paul Buskirk) es particularmente especial, ya que en ella Joe ha contado con la participación del su ídolo confeso e intérprete original, el mencionado BB King, que pone su voz y algunas notas de su guitarra para hacer de esta versión un acontecimiento inolvidable.

Sin lugar a dudas este disco es todo un acontecimiento y un regalo para los fans del estilo. La juventud de Joe (cumplirá 33 este año) le permite estar en boca de una generación que difícilmente conocerá artistas como los nombrados a lo largo de este artículo y sin duda este trabajo es una plataforma para que, unos por novedad y otros por nostalgia, recuperemos antiguos vinilos y podamos comprobar como la música habla a través del tiempo, evolucionando sin cesar pero manteniendo siempre su esencia más pura: la de un lenguaje universal e imperecedero que solo hablan los corazones.

Puntuación: 8,7

Discográfica: Ear Music

<< volver a discos