JOE BONAMASSA – THE BALLAD OF JOHN HENRY

Crítica

¿Se puede decir algo nuevo de Joe Bonamassa? Es sorprendente que un músico con solo 32 años de edad pueda jactarse de la envidiable carrera que Joe tiene a sus espaldas y es que no contaba aún con 12 años cuando el guitarrista y vocalista abrió su primer concierto importante, ni más ni menos que para el inmortal BB King. Con un debut de ese calibre y habiendo sido el protegido de Danny Gatton durante su infancia, sorprende menos que la guitarra de Bonamassa haya llenado tardes y salas enteras sin aburrir, sin innovar, pero siempre sorprendiendo.

La peculiar comunión entre country, blues y rock que nace cuando Joe rasga las seis cuerdas de su guitarra es ya un camino a seguir para muchos artistas y puede sentirse orgulloso de ser a día de hoy una fuente de inspiración para muchos jóvenes guitarristas. Lo más sorprendente de este artista es que con doce años ya presentaba un estilo definido y un sonido bastante personal, dónde siempre se han distinguido las influencias de Eric Clapton, Jimmy Page, Jeff Beck o los propios Danny Gatton y BB King. Y así ha seguido durante veinte años. Su forma de tocar es idéntica, igual de visceral, igual de mágica. Solo en sus composiciones se aprecian los años de experiencia. A pesar de su juventud, con Joe es lícito hablar de madurez musical en estos momentos, en este 2009 que ve la salida de su nuevo disco “The Ballad Of John Henry”.

¿Qué hay en este nuevo redondo? La respuesta es sencilla: un disco de Bonamassa ha sido, es y creo que siempre será lo mismo: Blues Rock desde lo más profundo del alma de un gran músico. No hay lugar a sorpresas ni tampoco hacen falta. Sin duda los fans están de enhorabuena, especialmente porque creo que “The Ballad Of John Henry” puede contarse sin mucho esfuerzo entre los mejores discos del guitarrista, muy cerca de la cabeza de la lista, aunque sin duda se quedará lejos de alcanzar el espectacular éxito en ventas que fue “Sloe Gin”.

“The Ballad Of John Henry”, “Lonesome Road Blues”, “Jockey Full Of Bourbon”, “Feelin’ Good” o la espectacular “The Great Flood” son un ejemplo muy evidente de lo que Bonamassa puede ofrecer aún a sus fans. Una carrera de veinte años a la que buenamente pueden quedarle otros cuarenta. Nueve discos de estudio en solitario y un espectacular directo. “Happier Times” es la demostración perfecta del talento y la clase que este hombre atesora.

No me voy a extender más, creo que el mensaje ha quedado bastante claro. Un gran disco, altamente recomendable para todo amante de la buena música. Imprescindible para los fans.

Puntuación: 8,7

Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos