Kritter – The fuckening

Crítica

Los salmantinos KRITTER, uno de los nuevos grandes valores del Metal patrio, están de vuelta con un nuevo álbum, “The fuckening”, una colección de temas potentes, cargados de furia y con los que el grupo sigue demostrando que pueden crear grandes canciones que funcionarán muy bien en los conciertos. Y es que fue precisamente en directo donde pude apreciar su gran calidad, ya que los vi en las semifinales del norte de la W: O: A: METAL BATTLE SPAIN de los años 2018 y 2019, en las que me dejaron sorprendido por su agresividad, pero también por su capacidad para moverse fácilmente por los diferentes sonidos del Metal. Y eso es algo que vamos a notar claramente en este disco.

En efecto, a lo largo de las ocho canciones que forman “The fuckening”, el grupo se mueve por sonidos que nos llevan tanto al Heavy más clásico hasta el Metal extremo, pero de manera muy fluida, lo que hace que no resulte forzada esa combinación de sonidos. A ello ayuda la versatilidad de Gabe, su vocalista, que es capaz de manejarse igualmente con las voces limpias y con las guturales. Pero, por supuesto, Gabe no está solo, sino que, junto a él, el resto de la banda tiene mucho que decir en lo que se refiere al sonido final de los temas. De esta manera, hay una pegada muy contundente en la batería de Diviz, un trabajo muy logrado y cargado de matices en los guitarreos de Hristo y Javier Hernández, un trabajo muy logrado con el bajo por parte de Javier Domínguez, y, sobre todo, una labor muy conseguida por parte de Rodri con el teclado. En este caso, a mí me resultó sorprendente, ya que no me suele llamar la atención el trabajo de los teclistas y, sin embargo, creo que en este caso el sonido del teclado ayuda a que las canciones resulten más accesibles. Así, gracias al trabajo de los seis músicos, nos encontramos con temas agresivos y contundentes, pero también con otros más “clásicos” e incluso fáciles de escuchar en algunos momentos, lo que hace que este sea un disco muy variado y cargado de calidad. Pero vamos a verlo con más detalle:

El disco empieza con “Your sacrifice”, un tema directo y muy contundente, con un ritmo muy potente. No es el más agresivo del disco, pero sí que nos va introduciendo muy bien en el álbum, con un estribillo muy pegadizo y con una pegada muy cañera en la batería.

La diversión sigue con “Pretty harlot”, una canción que empieza con mucha potencia, y que luego se desarrolla con muchísima caña, pero también con unos cambios de ritmo muy tenues pero muy bien introducidos. Es una canción con mucha agresividad y con un trabajo muy logrado en las guitarras. Es un tema cargado de matices a los que prestar atención.

Ashes of a life” es una canción que se inicia con cierta densidad, para luego desarrollarse como un medio tiempo. Se alternan diferentes registros en la voz, lo que hace que sea un tema muy interesante. El ritmo de la batería nos llamará la atención desde el primer momento, y las melodías del teclado también.

Seguimos con “Duality”, una canción que desde el principio ya da cera. Tiene un sonido muy pegadizo y que se queda en la cabeza desde la primera escucha, y un ritmo muy conseguido en la batería. Los solos, tanto de la guitarra como del teclado, son de lo mejor del disco.

En “Live in Heaven, live in Earth” nos encontramos con un arranque demoledor y la alternancia de las voces limpias con las desgarradas, además de con unas guitarras que pelean con la voz por llamar nuestra atención. Es un tema cargado de potencia, con unos cambios de ritmo muy logrados y un solo muy llamativo.

Behind your mask” empieza con cierta densidad, para luego desarrollarse con mucha potencia hasta llegar a un final cargado de furia. Durante el tema nos vamos a encontrar moviendo la cabeza casi sin darnos cuenta, pero hacia la mitad del tema nos encontramos con una parte cantada a capella cortada por unos gritos de “fuck off” que nos llevan hasta el furioso final.

Con unas guitarras que se quedan en la cabeza desde la primera escucha empieza “A million of gods”, un tema con unos cambios de ritmo muy interesantes que dan medida de la versatilidad del grupo, además de que la aportación de Marcos García Grande enriquece mucho el tema. Es una de las canciones más variadas del disco.

El disco termina con “Empty river”, una canción que empieza con cierta densidad y que es un perfecto resumen de todo lo que hemos escuchado a lo largo del disco. Tiene mucha potencia y un trabajo muy logrado con las guitarra, pero sobre todo un estribillo muy conseguido.

Como vemos, KRITTER han creado su mejor disco, un disco que los coloca en lo más alto de nuestra música. El grupo es capaz de combinar distintas influencias para dar forma a un sonido muy compacto y coherente.
Ahora, solamente nos falta esperar a poder escuchar estos temas en directo.

Track list:

1. Your sacrifice.
2. Pretty harlot.
3. Ashes of a life.
4. Duality.
5. Live in Heaven, live in Earth.
6. Behind your mask.
7. A million of gods.
8. Empty river.

KRITTER son:

Gabe: Voz.
Hristo: Guitarra.
Javier Hernández: Guitarra.
Javier Domínguez: Bajo.
Diviz: Batería.
Rodri: Batería.

Discográfica: On Fire.
Puntuación: 9/10
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos