LOCULO – STAR THRASH

Crítica

Desde las profundidades de Liguria, me llega el nuevo trabajo de los thrashers LOCULO; el grupo que más veces he tenido la oportunidad de ver en directo en mi larga estancia italiana y gracias a la cual pueda hablar un poco más objetivamente de la banda, tras haber visto casi todas las facetas que se pueden valorar de una formación.

La banda son básicamente un trío de guitarra, bajo y batería, aunque cuentan con Davide a las voces las veces que se puede (encargándose Matteo de la mayor parte de las voces cuando no es posible) y se mueven dentro de una thrash metal blasfemo, rápido y contundente, muy sucio todo sea dicho y con mucha fuerza.

Ante todo, queda claro que son un buen grupo de amigos que hace ya casi diez años decidieron plasmar su pasión por el thrash metal a través de un grupo y tras haber escuchado su material precedente y de ver sus primeros artwork, queda claro el nivel en el que se mueven los thrashers genoveses.

En esta ocasión plantean ocho canciones, con una intro más una cover de los thrashers SACRIFICE, con una duración total superior a los cuarenta y dos minutos en la que gustan de tratar temas cercanos al thrash que tanto les gusta como la propia música, la cerveza e incluso una curiosa canción en la que cantan (en inglés); la receta del pesto genovés.

Entrando en materia, nos encontramos con una “Intro” hablada de duración inferior al minuto co-protagonizada por una guitarra algo chirriante en algunos instantes, y algunos vestigios de una batería que abre el título que bautiza el trabajo; “Star Thrash”, una canción muy contundente y bien medida que ofrece ritmos rápidos, con una gran presencia de todos los instrumentos, de hecho el bajo adquiere una gran importancia. Sus frenéticos cambios de ritmo la hacen letal y esa manera tan peculiar de cantar con unas voz rasgada que por sí sola invoca a la pura blasfemia, independientemente de lo que puedan hablar las canciones del grupo.

“Run To The I.N.P.S.” es otro de esos cortes que van a degüello desde el principio, cuya parte más interesante es la manera de cantar el estribillo entre una enérgica batería llena de garra y ese tremendo “Run” cantado de manera casi infernal, el resto pues presenta un solo que se queda algo cojo con respecto a la fuerte presencia de la parte principal y en general supone un buen tema para el directo como buena muestra me han dado en las últimas ocasiones.

Otra into hablada para “Metronomicon”, uno de los temas más divertidos de la obra y es que aunque habrá a quien le pueda parecer lo contrario, tiene partes en las que la carga melódica supera al propio thrash, por otro lado las partes duras y sus coros suponen la antítesis a los ritmos más vivaces que ofrecen en algunas partes. Tengo que decir que aunque en este caso cante Davide, el tema cantado por Matteo gana muchos enteros.

Seguimos con “Thrash Gordon”, muy en la línea de las canciones anteriores aunque se abre a grito de thrash repetido varias veces con una cadencia que es mejor escuchar ya que no sabría describirla demasiado bien con palabras, riffs afilados que se entrelazan con la potente y simple batería para ir desarrollando el tema con formas que nos pueden sonar por ejemplo, cercanas a nuestros paisanos OMISSION.

El sexto tema, es la receta que he comentado al principio de la crítica, si hay algo por lo que se caracteriza a este banda es por su gran sentido del humor y sus ganas de pasárselo bien y de esta forma es como plantearon dos minutos que comienza tranquilamente Franco con el bajo, apoyado por la batería, en el que “Thrashing Basilicum”  nos narra la receta del mítico pesto genovés.

Uno de los temas más largos del trabajo es la potente “Excalibeer”, con un desarrollo similar a lo que plantean en el resto del trabajo, abriendo algo más flojo para comenzar con la caña en otro de esos temas más “simpáticos” si podemos decirlo así. De nuevo será el estribillo, la parte más interesante del corte pese a que las guitarras secundarias y el bajo cumplan una función vital en este corte, así como el solo de guitarra que suena demasiado limpio (con respecto a lo que plantean).

Aunque no me haya dicho mucho “Troops Of Rhum”, es una canción que contiene ese formalismo semántico que podemos leer en algunas canciones de carácter death, con riffs que nos introducen en una dura atmósfera que se sale claramente del thrash (aunque esto solamente es parte del tema y son obviamente ideas mías), ya que el corte va mucho más allá de este punto, como con los juegos melódicos que plantea en torno al medio tema.

El siguiente tema nos transporta al año 1987, se trata de la cover “Re-Animation” de los thrashers canadienses SACRIFICE, en la que han subido un par de tonos en primera instancia y Davide consigue una labor claramente ejemplar en las líneas vocales sobrando el agudo inicial bajo mi humilde opinión. De cualquier forma han sabido plasmar fielmente los puntos fuertes de esta cañera canción, con los rápidos tempos de batería y su potente estribillo.

Para despedirnos, los italianos LOCULO han preparado un larguísimo tema de más de ocho minutos de duración, titulado “God Save The Beer” (ya empieza bien la cosa con este nombre), cuya mayor particularidad es que han gustado de acompañarse de una larga lista de amigos de grupos italianos para registrar el tema.

Obviamente con esta duración presentan varias partes, por ejemplo una primera intro de ritmos más pesados o veloces guitarras que desatan la verdadera fuerza de la canción, está realmente bien porque cada uno aporta su toque a la canción con voces que siguen una misma directriz aunque fácilmente logran diferenciarse.

Tras esto, solamente me queda dar la enhorabuena a los los italianos por haber dejado un buen disco en el nivel en que se mueven, obviamente los medios de producción no han sido los mejores, pero el material merece mucho la pena al menos para dar una escucha.

TRACKLIST:

1 – Intro
2 – Star Thrash
3 – Run To The I.N.P.S. 
4 – Metronomicon 
5 – Thrash Gordon
6 – Thrashing Basilicum 
7 – Excalibeer
8 – Troops Of Rhum
9 – Re-Animation (Sacrifice cover)
10 – God Save The Beer

LOCULO son:

Matteo: Guitarra y Voz
Franco: Bajo
Rugge: Batería
Davide: Voz

Puntuación: 6.5
Discográfica: Autoproducido
Autor: Javier Fraile

<< volver a discos