Pristine – Road back to ruin

Crítica

La vuelta discográfica de los noruegos PRISTINE viene plasmada en casi 48 minutos de Classic Rock y BluesRock con marcado carácter melancólico y sombrío, aderezado con una gruesa capa vintage, que se resumen en once pistas de diversas intensidades y como siempre encabezados por la espectacular voz de Heidi Solheim.  Este quinto trabajo llamado «Road back to ruin» fue grabado en 2018 en los Paradiso Studio de Oslo bajo los mandos técnicos de Øyvind Gundersen y Christian Engfelt y ve la luz en el mes de marzo vía Nuclear Blast.

Pristine es un cuarteto originario de la fría Noruega, concretamente de la ártica ciudad de Tromsø. La banda cuenta con una dilatada carrera que se resume en 4 álbumes anteriormente publicados…  Detoxing (2011), No Regret (2013), Reboot (2016) y Ninja (2017). En su quinta andadura discográfica nos conducen sobre once temas donde el cuarteto se muestra menos rocoso pero mas maduro e imaginativo en los constantes arreglos, ya sea a base de golpe de Hammond, como de arreglos sinfónicos de cuerda para darle unas ligeras notas de brillo y calidez  a la gruesa linea argumental  oscura y sentimental.

Con la enérgica «Sinnerman» se abre la lata con el tema mas rocoso y directo del disco. La pelirroja solista y su guitarrista Espen se alían en uno de los temas mas potentes que ha hecho jamás la formación noruega. Un temazo efectista que se asemeja al ruidoso y glamouroso efecto del descorche de un buen cava.

«Road Back To Ruin»  cambia de tercio y se sume en una cadencia lenta y pesada. Una canción oscura con continuos riffs desesperantes que combinan con el lento golpeo de parches, a cargo de Ottar, ambos construyen un suave colchón donde Heidi brilla con luz propia, mención especial al  momentáneo crescendo que no nos acompaña, por desgracia, hasta el final.

En la bluesera»Bluebird »  destacan los arreglos corales que se repiten en bucle, maquillados en forma durante unos larguísimos 5 minutos. Le sigue la stoniana «Landslide» , un tema directo que nos evoca el movimiento hippie. Sin duda su cadencia setentera la convierte en un tema de fácil enganche.

Uno de los momentos álgidos es «Aurora Skies»  que nos evoca volatilidad, como entrar a un balneario y dejar tus sentidos en otra dimensión durante al menos 5 minutos. Una sencilla atmósfera en forma de lenta balada donde la voz de Heidi te transporta a lugares de donde nunca volverías.

En el ecuador de este trabajo retoman la aspereza con la rocosa «Pioneer»  que poco o nada nos sugiere. Tras una intro oriental comienza uno de los temas mas misteriosos y mejor conseguidos, «Blind Spot» . De la guitarra de Espen y los graves del bajo de Gustav nace una combinación sónica tremenda que remata una espectacular melodía vocal. Siguen rockeando duro a base de riffs cortantes con «The Sober», donde la voz de Heidi se antoja algo mas sexy y dulce que en el resto.

El disco tiene a partir de aquí otro punto de lectura, la banda se mueve en terrenos menos rígidos y en intensidades variadas que no son fáciles de asumir salvo cuando se llevan muchas escuchas y te haces la idea que PRISTINE no son una copia de los primeros BLUES PILLS. Con la frágil y delicada «Cause & Effect»  comienza a notarse la mayor latitud compositiva acicalándose entre una sección de cuerdas y las cálidas sonoridades de un órgano hammond. Le sigue una enternecedora y sencilla acústica «Your Song» , inspirada en Neil Young, donde Heidi se dirige al respetable de una forma directa y sin artificios pero con una clase mas que notable.

El tema de cierre es «Dead End» y con él, vuelven a la senda del rock áspero y directo, pero con una aptitud positiva que tira pa´trás contrastando con la sombría negrura de este trabajo que tiene muy buenos temas pero que, por desgracia, no mantiene una calidad contrastada por todo el ancho del plástico.

PRISTINE nos embrujó en 2016, su trabajo aún no se conocía en nuestro país y dejaron su impronta teloneando a BLUES PILLS. Y es que vinieron tan enchufados que dejó dudas sobre el estado de forma de los suecos, ya que solo les diferenciaba el que estos últimos tenían grandes canciones a los que los noruegos solo pueden aspirar con algo mas de tiempo y dedicación; aunque pasados ya unos años y editados dos discos más desde aquella gira, el setlist en directo de PRISTINE debe ser bastante competitivo como para comerse las salas de la vieja Europa.

Listado de temas:

  1. Sinnerman 
  2. Road Back To Ruin 
  3. Bluebird 
  4. Landslide
  5. Aurora Skies 
  6. Pioneer 
  7. Blind Spot
  8. The Sober 
  9. Cause and Effect
  10. Your Song 
  11. Dead End 

PRISTINE son:

Espen Elverum Jacobsen – guitarra
Heidi Solheim – voz
Gustav Eidsvik – bajo
Ottar Tøllefsen – batería

Nota: 6.75/10

Discográfica: Nuclear Blast

Autor: Emilio Pastor

<< volver a discos