SONIC SYNDICATE – SONIC SYNDICATE

Crítica

Cuando un grupo vuelve tras varios años de parón, con cambios, con aumentos de familia y demás historias personales, la progresión musical se suele notar a veces en exceso. En este caso, los suecos SONIC SYNDICATE es uno de esos grupos que llega habiendo marcado un estilo, o al menos una tendencia, no han sabido continuarla correctamente.

La entrada en el grupo de su actual cantante Nathan James Biggs, ha marcado el devenir de una banda que le faltaba un pasito para llegar a lo más alto dentro de su estilo. Pero por lo que fuera, el que llegara dicho cantante, hizo que hubiera unos cambios hasta quedarse solo él a las voces y con el apoyo de Robin Sjunnesson a las mismas.

Desconozco las razones de las salidas de ciertos miembros, pero de aquel grupo que me deslumbró con temas como “Jack of Diamonds” o “Denied”, casi solo le queda el nombre, aunque algunos retazos de esa su mejor época podemos encontrar en este “Sonic Syndicate”, en temas como “My Revenge” o “See what I see”.Cambios de ritmo y ciertos melódicos que son sus señas características, se ha perdido en ciertos momentos del disco.

Aparte de buscar o no ese estilo que les hizo tan conocidos en el pasado, el disco creo que tiene dos partes diferenciadas y que llega a ser un poco lineal y previsible en muchas partes, quizás por las melodías que Nathan Biggs le aplica y que se nota cuando se pasa de la canción que contiene la colaboración del vocalista de Soilwork Björn „Speed“ Strid, «Before You Finally Break» .

Hasta ahí si que se puede escuchar lo que era un poco SONIC SYNDICATE, con su lógica evolución, pero a partir de este tema, el nivel baja bastante y la repetición continuada del cliché puede hasta aburrir al llegar al final.

Personalmente era un disco esperado, precisamente por eso, por tratar de ver si la resstructuración del grupo había sido completa y correcta, o al menos lo que entiendo yo por una evoloción musical digna de un grupo que para mi fue un referente en la pasada década en cuanto a música con cierto peso y con esa combinación de dualidades vocals que les hacían muy identificativos.

Escuchando “unbreakeable” pienso en The Ungided, y es que este tema es quizás el más tranquilo del disco y quizás es hacia donde acabarán tirando, bajando un poco las revoluciones. No es mal tema, pero no se ajusta al concepto que yo tenia de este grupo.

Aún así escuchando “Catching Fire” me reafirmo en ello, ya que apenas hay duetos vocals, tan característicos en otros tiempos de la banda. Ahí es Biggs quien se dedica a tirar de vozarrón en un tema con una parte melódica bastante melosa y con una velocidad más de medio tiempo que otra cosa.

Sinceramente, si eres un seguidor de SONIC SYNDICATE, creo que te puede decepcionar en una gran parte, aunque los atisbos del pasado surjan con “Black Hole Halo” un gran tema, pero que no es suficiente.

Sin duda es un punto de inflexion y pore so lo han llamado como el grupo, pero sin duda deben tratar de volver a enganchar a los fans que como yo vivimos su época más gloriosa y que se les puede dar un voto de confianza. Al menos nos han ofrecido algo nuevo que, pese a que no me acaba de llenar, si que puede ser el atisbo de luz para SONIC SYNDICATE de esta década.

Tracklist:

01. Day Of The Dead
02. Black Hole Halo
03. Long Road Home
04. My Revenge
05. Before You Finally Break (feat. Speed/SOILWORK)
06. Catching Fire
07. Unbreakable
08. It Takes Me
09. See What I See
10. So Addicted
11. The Flame That Changed The World

LIMITED EDITION BONUS TRACKS:
12. Diabolical Work Of Art
13. What We Shared
14. Another Soldier Down

SONIC SYNDICATE son:

Nathan James Biggs – voces
Robin Sjunnesson – guitarras
Karin Axelsson – bajo
John Bengtsson – Batería

Puntuación:5/10

Discográfica: Nuclear Blast Records

Autor: José E.Egurrola

<< volver a discos