STEVE ROTHERY – THE GHOSTS OF PRIPYAT

Crítica

Casi finalizando el año me llega el trabajo del talentoso guitarra y germen de la mítica formación inglesa de rock progresiva de los 80,s  MARILLION, que a sus 55 años se atreve con su primer disco en solitario que, como no podía ser de otra forma, recrea un elegante trabajo de rock progresivo dividido en 7 cortes con invitaciones de lujo que representan tres grandes generaciones del mejor rock progresivo como Steve Hackett de Genesis y el midas actual, Steve Wilson, envueltos bajo la fría portada del recuerdo a la barbarie nuclear en la ciudad rusa de Prypiat.

steverotherysoloLa primera escucha al disco te deja la grata sensación de que no es un disco instrumental al uso donde reine el ego del virtuosismo, más bien es al revés, un gran trabajo de orquestación y creación de ambientes que se mueve como pez en el agua en los medios-tiempos con similares estructuras entre todos los cortes. Le aconsejo que lo deleite sin prisas si no tiene experiencia en esto del progresivo, ya que cada corte supera la respetable duración media de 7 minutos… pero ojo, ¡merece la pena!

El estilo de Rothery es suave, elegante, de calidad abrumadora, y eso se empieza a notar en el cineasta tema inicial  “Morpheus“, donde junto con Steve Hackett abren la magia del disco dando paso a la trabajada “Kendris” que se mueve en las tranquilas y pegadizas aguas del Rock-jazz gestando la cara más optimista del álbum. La fusión de tres grandes como Hackett, Rothery y Wilson eleva la cota más alta del disco en “Old Man of the Sea“, elegantes ambientaciones melódicas acústicas desembocan en unas guitarras contundentes en una segunda mitad digna de elogiar que prolonga el tema a los 11 minutos bien pasados… ¡De 10!

Una relajante y meditada “White pass“, donde se aprecia la calidad de la banda, termina en una sucesión de riffs pesados donde Rothery nada en un solo de notas vibrantes. Esa misma estructura se repite en los siguientes cortes “Yesterday´s Hero” y “Summer,s End” haciéndolas algo previsibles, las tres por separado no defraudan, puede comprobarlo al elegir una al azar, pero 25 minutos seguidos se antoja un poco más de lo mismo. Pasado este bloque nos encontramos con otra de las joyas del disco, la homónima “The Ghosts of Prypiat“, de carácter misterioso con numerosos cambios de tiempo nada previsibles, instrumentaciones soberbias que homenajean aquel prescindible episodio de desastre nuclear.

Podríamos hablar de un melancólico y fino trabajo de rock progresivo de calidad que, aunque sin llegar a ser una de las grandes obras del año, es de largo mucho más interesante que encasillarlo solo para nostálgicos de la gran banda británica Marillion, puesto que la gran joya que es “The Old Man the Sea” y las brillantes “Kendris” y “The Ghosts of the Prypiat” merecen ser deleitadas .

Sin duda altamente recomendable para esas ansiadas tardes y noches de relax que busquemos cuando terminen la vorágine festiva de estas fechas navideñas.

TRACKLIST:

1. Morpheus (7:55)
2. Kendris (6:09)
3. Old Man Of The Sea (11:42)
4. White Pass (7:51)
5. Yesterday’s Hero (7:21)
6. Summer’s End (8:47)
7. The Ghosts Of Pripyat (5:32)

FORMACIÓN:

Steve Rothery / guitarra
Dave Foster / guitarra
Riccardo Romano / teclados
Yatim Halimi / bajo
Leon Parr / batería

Puntuación: 8/10

Autor: Emilio Pastor

<< volver a discos