SUFFOCATION – PINNACLE OF BEDLAM

Crítica

Suffocation, la banda estadounidense de technical death metal por excelencia esta de regreso con un nuevo disco «Pinnacle Of Bedlam« (2013, Nuclear Blast). Los de Long Island (New York) ya hacia tiempo que no lanzaban nuevo material, su anterior trabajo discográfico fue el «Blood Oath» del año 2009. Este nuevo álbum grabado en el Full Force Estudios (New York) esta inspirado en el famoso «Libro Tibetano de los Muertos«, y en el mismo se tratan diversos temas relacionados con los distintos ciclos de vida y muerte por los que pasa el ser humano.

En primer lugar, hemos de resaltar que este nuevo disco cuenta con el regreso en la batería de Dave Culross ex Malevolent Creation (éste solo había participado en el EP «Despise The Sun« del año 1998); por su parte, el anterior baterista de Suffocation, el gran Mike Smith, aparece como músico invitado en el último tema del disco. Otro punto importante a señalar, es que vuelven a contar con Joe Cincotta (bajista/guitarrista de Catastrophic) para la producción del nuevo álbum, desde el regreso de la banda en el año 2004 Cincotta ha aparecido en todos los discos ejerciendo diversas tareas dentro del estudio de grabación tales como producción, mezclas o ingeniero de sonido. Chris «Zeuss» Harris (quien ha trabajado con grupos como Soulfly, Shadows Fall, Hatebreed, Chimaira, Murderdolls, Crowbar, Six Feet Under, entre otros) se encargó de la mezcla y masterización del álbum; y el artwork corrió por cuenta de Raymond Swanland (Deeds of Flesh, Disturbed, Slechtvalk, Psycroptic, etc).

Este nuevo álbum, séptimo en la carrera del grupo, es un poco más melódico que los anteriores, pero igual de intenso, directo y poderoso. Así, lo demuestran más que sobradamente en el primer tema del disco «Cycles Of Suffering», el cual entra de repente, sin ningún tipo de intro y a gran velocidad, demostrando la brutalidad y agresividad de las guitarras de Terrence Hobbs y Guy Marchais combinadas con los potentes blastbeats de la batería de Dave Culross.

La siguiente canción «Purgatorial Punishment» se caracteriza por dos elementos muy particulares de la banda estadounidense: tecnicismo y complejidad abrasiva desde que empieza hasta que termina la canción en los riffs y guitar solos, y constantes cambios de velocidad en la sección rítmica cortesía de Derek Boyer en el bajo y Culross en la batería.

La descarga de poder y ferocidad continua con la canción «Eminent Wrath». En el cuarto tema «A Grace Decends», primer single lanzado para promocionar el disco, Frank Mullen (vocalista) grita y gruñe endiabladamente al más puro estilo grindcore mientras que a la mitad de la canción podemos deleitarnos con unos de esos tantos solos de guitarra complicados del maestro Terrence Hobbs.

Con la canción «Sullen Days» ocurre algo poco común en un disco de Suffocation, un intro de guitarras acústicas toma lugar, para luego pasar a la brutalidad de costumbre y a los ataques incisivos de extremo tecnicismo. Le siguen «Pinnacle Of Bedlam», «My Demise» y «Inversion», potentes temas que aseveran la gran forma en que se encuentra esta banda en todo su conjunto, pero que no llegan al gran nivel de los temas previos del disco (aunque los solos de guitarra de Hobbs y Marchais brillan con luz propia). La canción «Rapture Of Revocation» destaca por sus partes rápidas y medios tiempos más pesados, compactos y demoledores.

Por último y como tema final del álbum, los de Long Island ha vuelto a grabar el tema «Beginning Of Sorrow» perteneciente al disco «Breeding The Spawn« (1993, Roadrunner), esto ha sido una práctica habitual del grupo en los últimos años debido que nunca han estado muy conformes con el pobre trabajo de producción logrado en dicho disco allá por el año 93. La trabajada nueva versión se escucha mucho más potente, desquiciada y extrema (ejecutada a una velocidad impresionante). Lo único que echamos en falta en   el álbum de «Pinnacle Of Bedlam« es su corta duración, apenas 38 minutos.

En conclusión, Suffocation, es una banda que podíamos decir que se asemeja al vino, mejora con el pasar de los años: más rápidos, pesados, fuertes y mejores que hace 20 años. Eso es una gran cualidad a resaltar, puesto que en sus primeros años no se les reconoció como se merecían, en parte debido al gran auge que tuvieron bandas como los pioneros Death y los magníficos Cannibal Coprse o por la popularidad de ciertos grupos de death metal salidos del estado de Florida: Morbid Angel, Obituary y Deicide. No obstante, es el año 2013 y estos señores siguen demostrando que se puede seguir innovando en un mundo tan competitivo como es el del death metal. «Pinnacle Of Bedlam» es un disco agresivo, directo, técnico y que no dejara indiferente a ningún fan incondicional de la banda.

Tracklist:

1. «Cycles of Suffering» 3:56
2. «Purgatorial Punishment» 2:44
3. «Eminent Wrath» 3:40
4. «As Grace Descents» 3:04
5. «Sullen Days» 4:57
6. «Pinnacle of Bedlam» 3:42
7. «My Demise» 4:03
8. «Inversion» 3:50
9. «Rapture of Revocation» 3:49
10. «Beginning of Sorrow» 

Puntuación: 9/10.

Sello: Nuclear Blast.

Año: 2013.

Duración: 38:22.

Productor: Joe Cincotta, Suffocation.

Género: Technical death metal, brutal death metal

Autor: Emil Gil Bretón.

<< volver a discos