SYMPHONY X – UNDERWORLD

Crítica

Han pasado cuatro años desde que los americanos SYMPHONY X pusieran en el mercado su anterior “Iconoclast”. Una espera que para muchos se habrá hecho larga y que trae como fruto el flamante “Underworld”, un trabajo que salió a la venta ayer mismo y que ya ha recibido muchas reviews positivas. 

symphonyx_band

Lo cierto es que entiendo la corriente positiva alrededor del disco, hay varios factores que la justifican en cierta medida: la espera ha sido larga, hablamos de un grupo de super-estrellas de sus respectivos instrumentos, tienen una propuesta que siempre ha sido asequible para los fans de los sonidos más clásicos pero lo suficientemente interesante y compleja para los entusiastas del progresivo… vamos, que ingredientes no le faltan. Además, el disco comienza realmente bien con una intro muy épica y oscura llamada “Overture” y las potentes “Nevermore” y “Underworld”, que nos ofrecen una buena dosis de riffs potentes, melodías adictivas y buenos estribillos, con estructuras con bastantes giros, los siempre agradables solos de Michael Romeo y, sobre todo ello, la excelentísima voz de Russell Allen.

Pero hay algo que no termina de convencerme en este trabajo. Y es raro, ya que el tracklist nos presenta buenos temas como el medio tiempo “Without You” (que ya pudimos escuchar como adelanto de este redondo) o una potentísima “Kiss Of Fire” (con potencial como single y capacidad para hacer vibrar las gargantas de cualquiera que se acerque a un concierto de Symphony X). El disco continúa avanzando con temas variados e intensos como “Charon” o con una completa “To Hell And Back”, que se extiende hasta pasados los nueve minutos, destapándose como uno de los platos fuertes del disco.

Con “In My Darkest Hour” la banda ofrece un corte con un puente-estribillo bien elaborado y con una buena melodía, aunque quizás es de los menos destacados del disco. Le sigue “Run With The Devil”, con un inicio muy apoyado en los teclados y la guitarra y con una interesante melodía vocal excelsamente interpretada por Russell Allen, con un buen juego en los tempos y un aire “modernete” claramente influenciado por ADRENALINE MOB en un par de estrofas. Casi sin darnos cuenta estamos en la recta final del disco, con “Swang Song” como penúltimo tema, siete minutos y medio de duración y una cadencia por momentos muy cercana al medio tiempo, con una melodía muy característica de la banda y un desarrollo también característico. Posiblemente sea una de las mejores piezas del disco. Por último, la banda cierra con “Legend” un corte potente y directo, con una melodía que deja espacio para que Allen se luzca, un buen corte para cerrar.

¿Y entonces qué es lo que no me convence de este disco? Pues es sencillo: el disco me parece más de lo mismo. “Paradise Lost” e “Iconoclast” tienen un sonido y unos desarrollos melódicos y estructurales demasiado similares a los que encontramos en “Underworld”, salvando algunos momentos puntuales. En sí, este nuevo trabajo es bastante bueno, casi sobresaliente si lo valoramos individualmente. Pero lo cierto es que este disco SYMPHONY X ya lo han hecho antes. Me falta novedad y frescura. No se puede negar el talento y la calidad de los intérpretes, ni decir que en el disco haya malas canciones, pero tampoco podemos decir que haya nada realmente novedoso o diferente a lo que hemos visto antes en su carrera: es una formula ya exprimida, repetida una vez más, y eso en una banda de talante progresivo es un pecado difícilmente perdonable. Lastra mucho el resultado de un disco que, de haber salido tras “V: The Mithology Suite” o de no existir los dos predecesores más cercanos, podría valorarse en mucha mejor medida, pero en las circunstancias actuales, es un disco más.

Temas como “Nevermore”, “Kiss Of Fire”, “Charon”, “Swang Song” o “Legend”, por citar algunos, nos recuerdan inmediatamente a los discos anteriores o, incluso, parecen casi calcadas de otros temas. Entonces ¿es un buen disco? Sí, no se puede decir lo contrario, y aquellos fans que solo busquen una nueva dosis de SYMPHONY X lo disfrutarán bastante, pero los que sean algo más exigentes con el conjunto norte ameriano se encontrarán un trabajo poco imaginativo, repetitivo y con demasiadas auto-referencias.

 

TRACKLIST:

01.- Overture
02.- Nevermore
03.- Underworld
04.- Without You
05.- Kiss Of Fire
06.- Charon
07.- To Hell And Back
08.- In My Darkest Hour
09.- Run With The Devil
10.- Swang Song
11.- Legend

SYMPHONY X son:

Russell Allen – Voz
Michael Romeo – Guitarra
Michael Pinella – Teclados
Mike Lepond – Bajo
Jason Rullo – Batería

Puntuación: 7/10
Discográfica: Nuclear Blast
Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos