SYSTEMIA – REIN1CIO

Crítica

Desde Valencia llegan SYSTEMIA, una banda de Metal Progresivo formada en 2012 por los antiguos miembros de GLASS MOON, a los que se unió José Broseta, cantante de OPERA MAGNA. Desde entonces han estado trabajando sin descanso, hasta poder presentarnos este año su primer trabajo, “REIN1CIO”, un álbum en el que, conjugan diferentes influencias, de forma que, sin perder la melodía, alternan los momentos de agresividad metalera con los desarrollos más propios del sonido progresivo, remarcados por unos cambios de ritmo muy expresivos.

La portada del disco ya nos deja muy clara la voluntad innovadora del grupo, y crea una imagen muy potente que puede identificar inequívocamente a la banda.

El disco empieza con “Sumisión 2.0”, una breve intro que nos va introduciendo en el disco de forma muy lograda, y en la que incluyen palabras del que fuera Presidente de Chile, el malogrado Salvador Allende.

Seguimos con “El despertar”, una canción que empieza con mucha contundencia, con un riff muy reconocible que suena por encima de un ritmo potente. Sin embargo rápidamente se vuelve más densa, con José cantando con su cálida voz por encima de un ritmo no muy rápido, pero muy contundente. El estribillo, muy efectivo, tiene una melodía que se quedará en la cabeza desde el primer momento.
El siguiente tema es “Ahora te conozco”, que empieza con suavidad, para muy pronto acelerarse, con la guitarra de Juan haciendo un riff muy reconocible, a la vez que Nacho con su teclado lucha por hacerse escuchar. Con la entrada de la voz vuelve a ralentizarse el sonido, aunque es solo durante un momento, porque muy pronto la cosa vuelve a ganar velocidad, sobre todo en un estribillo muy logrado. Los ritmos de esta canción son muy complejos.

Con mucha fuerza y un riff muy potente empieza “Basta de engañar”, una canción en la que el teclado suena por debajo de la voz creando un “colchón” ideal. El desarrollo del tema es muy rápido y la música es casi tan expresiva como la letra, hasta llegar a un estribillo cargado de fuerza que puede dar mucho juego en directo. El solo es de lo mejor del álbum.

Con suavidad empieza “A espaldas del mundo”, pero poco a poco va ganando fuerza aunque sin llegar a ser una canción especialmente cañera. Es un tema fácil de escuchar, en el que la voz y todos los instrumentos encajan para hacer un tema muy efectivo y conseguido. Los cambios de ritmo además enriquecen mucho el sonido de esta canción. Una vez más, el solo es de lo mejor del tema.

“La última pregunta” empieza con unos sonidos electrónicos que dan al tema un aire claramente progresivo, y encajan muy bien con los sonidos que Juan extrae de las cuerdas de su guitarra. De hecho los instrumentos llaman más la atención que la voz de José, a pesar de que este realiza un trabajo muy logrado, sobre todo en el estribillo. Este tema vuelve a tener unos cambios de ritmo muy conseguidos que hacen que sea un tema muy variado.

Con el sonido del piano empieza y se desarrolla “Vigilia”, un sencillo y brevísimo instrumental que sirve de preludio para el tema que da título al disco, que desde el principio está cargado de potencia y de fuerza, con la guitarra sonando con mucha contundencia. El desarrollo del tema lo lleva a ser un medio tiempo muy efectivo, en el que la voz suena por encima de un ritmo muy complejo, en el que escuchamos también unos cambios de ritmo muy logrados. La aportación del teclado en esta canción es muy destacable, pero, sin duda, lo mejor es el solo que se marca Juan, el más conseguido del disco.

El último tema original del álbum es “La epidemia”, una canción que arranca con un ritmo muy contundente y conseguido, y que se desarrolla con mucha agresividad, aunque con los teclados introduciendo una melodía muy lograda que contrasta con el resto de los instrumentos. De nuevo, los cambios de ritmo hacen que no sepamos qué es lo siguiente que vamos a escuchar, haciendo que sea muy sorprendente.

Pero el disco no termina ahí, sino que el último tema es “Sin dolor”, un tema original de GLASS MOON que regraban, quizá para reivindicar la historia de muchos de los músicos de la banda. Empieza con densidad, y se desarrolla de forma muy conseguida, con continuos cambios de ritmo, y un sonido general en el que contrastan la energía de la guitarra y la melodía de unos teclados que son los completos dominadores del tema. Por encima de todo ello, la voz de José nos va guiando por la canción, aunque supeditada a ese sonido de los instrumentos, que se nos queda en la cabeza desde la primera escucha.

Escuchar este disco es un verdadero lujazo, porque el grupo ha echado el resto al crear estos temas, que suenan frescos y a la vez directos y potentes. Una carta de presentación ideal para un grupo que puede tener mucho que decir en los próximos tiempos. No les perdamos la pista.

SYSTEMIA son:

José V. Broseta: Voz y coros.
Juan M. Roda: Guitarra.
Nacho Sánchez: Teclado.
Miguel Gimenez: Bajo.
Carlos García: Batería.

Track list:

1- Sumisión 2.0.
2- El despertar.
3- Ahora te conozco.
4- Basta de engañar.
5- A espaldas del mundo.
6- La última pregunta.
7- Vigilia.
8- Reinicio.
9- La epidemia.
10- Sin dolor (versión de GLASS MOON).

Discográfica: Rock CD Récords.
Puntuación: 8/10.
Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos