THE AGONIST – LULLABIES FOR THE DORMANT MIND

Crítica

Metalcore, Death Melódico, Black Metal, Jazz, Grindcore, Thrash, Clásica… Técnica, agresividad, rabia, contundencia, dulzura, juventud… Todo contenido en el segundo trabajo de unos veinteañeros con ganas de descargar toda la bajeza del ser humano. Denuncias a favor de los derechos de los animales, dilemas sociales o el estado del mundo es la temática de sus letras. Century Media nos trae el segundo trabajo de los canadienses The Agonist, Lullabies For The Dormant Mind.

Para tratarse del segundo trabajo de una formación tan joven, tanto en lo que a las edades de sus miembros como del tiempo de la banda se refiere, no veo por ningún sitio esa comercialidad o accesibilidad que suele caracterizar los primeros trabajos de los músicos noveles. Más aún cuando su álbum debut, Only Once Imagined (2007-2008), pasó desapercibido catalogándolos como “otra banda más de lo mismo” mientras se les comparaba con In This Moment. Y, ciertamente, después de haberle pegado una escucha rápida a su debut coincido con que… ni pena ni gloria. Advierto desde ya que no es fácil. Encuentro que los temas de este Lullabies For The Dormant Mind son densos y muy técnicos. Nada que ver con lo que aportaron la primera vez. Se masca una madurez y una evolución sorprendentes. Diría que incluso visible en un tema como “Martyr Art”, uno de esos cortes que muestran el punto de inflexión en el sonido de la banda. Es como contemplar una transformación musical. Madurez y evolución tanto individual como en conjunto.

La batería explota el doble pedal, consiguiendo unos ritmos locos y unos cambios bastante repentinos e difíciles de imaginar aunque intuibles en Only Once Imagined. Se desborda en temas como “Birds Elope With The Sun”, “… And Their Eulogies Sang Me To Sleep” – diría que la más Black, al menos al principio –. Las guitarras muestran más ánimo de presencia a base de aportaciones tanto melódicas como agresivas, con un sonido más del Metal europeo diría y, de hecho, siendo “Globus Hystericus” la más clásica me recuerda a Arch Enemy… no sé si la comparación resulta arriesgada pero es mi impresión y “Thank You Pain” es la de los solos. Además incluyen orquestación en “When The Bough Breaks”. La voz será, creo yo, lo que más llamará la atención de este Lullabies For The Dormant Mind: para mí supone el cambio, la evolución, el desarrollo más bestia que ha podido soportar cualquiera de los instrumentos de The Agonist. Cuando escuchéis os daréis cuenta de que su vocalista es pilar fundamental, que quizás sea la parte más trabajada de todo el álbum y que si no hubiera dado este resultado tan efectivo, el sonido en general de la banda no sería el mismo ni de lejos. Muestra un abanico de registros tan coloreado como complicado, tanto que en la primera escucha me dio la impresión de que se trataba de una pareja de voces, pero no. Al repasar, el timbre de la voz en los cambios de registro me hizo darme cuenta de que se trataba de la misma: es una locura cómo esa chica es capaz de entonar tanto en un registro limpio y femenino como en otro gutural, grave y tan agresivo o más que muchos hombres. “Thank You, Pain” (ya mencionada), “Waiting Out The Winter” o “Swan Lake” (la clásica) son un buen ejemplo de este trabajo vocal.

En conjunto, Lullabies For The Dormant Mind, es una combinación de los géneros más agresivos del Metal apenas suavizado por los registros limpios de su vocalista, por el corte clásico o los arreglos instrumentales y/o ambientales. Para mí ni es fácil de escuchar ni llego a apreciar su valía real pero estoy segura de que los entusiastas de las variedades en matices, registros y demás locuras va a suponer un trabajo completo, dinámico, técnico y, sobretodo, sorprendente por la juventud de estos músicos. Ahora sólo queda ver cómo se desenvuelven en directo.

Tracklist:
1. The Tempest (The Sirens Song The Banshees Cry)
2. And Their Eulogies Sang Me To Sleep
3. Thank You, Pain
4. Birds Elope With The Sun
5. Waiting Out The Winter
6. Martyr Art
7. Globus Hystericus
8. Swan Lake (A Capella)
9. The Sentient
10. When The Bough Breaks
11. Chlorpromazine

Formación:

Alissa White-Gluz – Voces
Danny Marino – Guitarra
Chris Adolph Guitarra
Chris Kells – Bajo
Simon McKay – Batería

Puntuación: 6

Autor: Veónica Gómez

<< volver a discos