THE BLACK RAIN – NIGHT TALES

Descripción

Desde la ciudad italiana de Bolonia llegan THE BLACK RAIN, un cuarteto de Hard Rock muy contundente formada en 2002. Después de muchos cambios en su formación, en 2010 conformaron una estable, y empezaron a componer y a tocar en directo. Su música, que combina la potencia y la melodía, los riffs muy currados y los ritmos poderosos, cristaliza en su primer álbum, editado en noviembre de 2012, que se titula “Night tales”, y en el que podemos escuchar una música cargada de energía y de fuerza.

El disco arranca con sonidos de la calle, que dan paso a “Lake trip”, una canción que empieza con un riff muy clásico y pegadizo, que suena sobre un ritmo que hace que sea un tema fácil de escuchar. Se trata de un tema de sonido muy americano, con una voz, la de Mirko, que encaja muy bien con el resto de los instrumentos, para dar lugar a una canción muy bien construida, aunque no muy original.

La diversión continúa con “Won’t let go”, el tema que fue primer single de este álbum y para el que también grabaron un videoclip. Se trata de una canción que arranca con cierta densidad, para luego desarrollarse como un tema fácil de escuchar y con un estribillo muy pegadizo. Desde luego, es un tema comercial que puede funcionar perfectamente como carta de presentación del grupo, permitiendo que su música cale entre personas que, en principio, podrían no estar muy interesadas por el Hard Rock. El solo que se marca Euge, aunque no es especialmente técnico, es muy resultón.
Con unos coros un tanto desconcertantes empieza “Plastic love”, para luego desarrollarse con un riff muy pegadizo y un ritmo muy movido. Su estribillo, con unos coros que lo completan, puede funcionar muy bien en directo, haciendo que este tema, bastante fácil de escuchar, sea uno de los que más pueden gustar a los fans del grupo.

De forma muy suave empieza “Sugar in poison”, la canción tranquila y también la más larga del disco (casi siete minutos). Se trata de un tema muy pegadizo, que puede recordar vagamente a alguna de las grandes baladas de grupos como GUNS N’ ROSES, y que demuestra muy bien la versatilidad de estos músicos, que saben adaptarse a sonidos muy diferentes. Es un tema que viene muy bien para recuperar al aliento después de la fuerza de las canciones anteriores.

Volvemos a la caña con “Hot for a night”, una canción que empieza con un riff muy potente, para después acelerarse con un ritmo muy logrado. Es un tema que llama la atención desde el primer momento, y que también se queda en la cabeza desde la primera vez que la escuchamos. La manera casi natural en la que la voz y los instrumentos se encajan entre sí hace que sea una canción que apetece volver a escuchar una vez que termina, siendo un tema que muy pronto se convertirá en uno de nuestros favoritos. Además, es una de las canciones en las que mejor se aprecia la aportación de cada músico.

Con tranquilidad empieza “Mama let me be”, una canción que poco a poco va ganando intensidad, de forma que muy pronto se desarrolla como un medio tiempo de riff muy pegadizo, aunque de estrofas fáciles de escuchar y nada agresivas. Es un tema pegadizo que puede funcionar muy bien en las emisoras de radio, atrayendo a nuevos fans para THE BLACK RAIN. Sin embargo, la canción es demasiado larga, de forma que llega un momento en el que puede llegar a hacerse un tanto repetitiva, haciendo que pierda atractivo, a pesar de tener uno de los mejores solos del disco.

Con mucha contundencia empieza “My sweet mistake”, una canción de regusto muy clásico, que rezuma intensidad y garra por los cuatro costados. Es una de las canciones más netamente rockeras del disco, un ejemplo muy claro de lo que este grupo puede hacer al crear canciones. Su estribillo, sencillo pero pegadizo, puede funcionar muy bien en directo, con el público cantando con muchas ganas.

The Black Rain Motel” empieza como un medio tiempo, fácil de escuchar y de ritmo resultón, para después ganar cierta contundencia, aunque no velocidad. Se desarrolla como una canción fácil de escuchar, en la que la guitarra demuestra ser muy expresiva, rivalizando a veces con la voz para llamar nuestra atención. Lo mejor del tema es el solo de guitarra, muy conseguido. No obstante, los últimos treinta segundos de la canción, muy tranquilos, parece que no terminan de encajar del todo con el resto del tema.

Coming home”, la canción más corta del álbum, empieza con contundencia, con un ritmo potente y un riff clásico y muy pegadizo. Cuando Mirko empieza a cantar, el tema se desarrolla de manera muy sencilla, como una canción rockera que se mantiene dentro de los parámetros básicos del estilo. Es un tema que, por su sencillez, llama la atención casi desde el primer momento.

El disco termina con “As I lie”, otra canción lenta. Empieza con el sonido del piano y unos coros que pronto dan paso a la voz. Es una balada bien construida y muy resultona, pero que no termina de pegar como último tema del disco. Tal vez hubiera quedado mejor hacia la mitad del álbum, pero en este punto no hace más que alargar el disco sin aportar nada que no hayamos escuchado en las canciones anteriores.

En definitiva, “Night tales” es un digno álbum de debut, pero se nota que THE BLACK RAIN, a pesar de que tienen buenas ideas, todavía necesitan trabajarlas mucho más para que las canciones queden todo lo “redondas” que podrían llegar a quedar. Tienen muy buena materia prima, ahora necesitan seguir trabajando para darle una forma verdaderamente personal. Esperemos que en sus próximos lanzamientos consigan dar todo lo que pueden.

THE BLACK RAIN son:

Mirko: Voz.
Euge: Guitarra.
Marco: Bajo.
Raffa: Batería.

Track list:

1- Lake trip.
2- Won’t let go.
3- Plastic love.
4- Sugar in poison.
5- Hot for a night.
6- Mama let me be.
7- My sweet mistake.
8- The Black Rain Motel.
9- Coming home.
10- As I lie.

Discográfica: Street Symphonies Records.

Puntuación: 6/10.

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos