TOMMY TALAMANCA – NA ZAPAD

Crítica

Al principio, puede que el nombre de TOMMY TALAMANCA nos resulte desconocido, pero estamos hablando de un virtuoso e inquieto músico genovés, que a lo largo de los años ha realizado un trabajo infatigable con el que ha demostrado su virtuosismo con la guitarra y los teclados, así como con otros instrumentos, además de su calidad como productor e ingeniero de sonido. Y aunque su labor en la banda de Death Metal SADIST puede ser lo que más nos suene, el disco que vamos a comentar ahora, “Na Zapad”, suena a muchas cosas, pero no a Death.

Y es que en los diez temas, todos ellos instrumentales, que forman parte de este disco, en los que TOMMY se encarga de tocar casi todos los instrumentos, se nota un sonido muy cercano al Rock progresivo, aunque sin dejar de lado otras muchas influencias, lo que hace de este un disco muy variado y muy personal.
La portada del disco es un tanto convencional, porque en ella vemos unas vías de tren como si nosotros fuéramos en él viajando. Y, desde mi punto de vista, captura perfectamente la intención de TOMMY, porque con su música, nos va guiando a través de un viaje por sonidos experimentales y fuera de lo común.
El viaje empieza con “Vostok”, tema para el que además, TOMMY grabó un videoclip. Se trata de un tema en el que predomina el sonido de los sintetizadores sobre un ritmo sencillo y tranquilo. El desarrollo del tema hace que sea muy fácil y agradable de escuchar, creando una atmósfera de tranquilidad y buen rollo. Al final, la aportación de la guitarra y un cambio en la melodía principal sorprende.

Seguimos con “Arevelk’-Arevmutk’”, que empieza con unos sonidos de influencia casi oriental. Al principio, se mantiene esa atmósfera de serenidad y buen rollo que habíamos escuchado en el tema anterior, pero pronto la guitarra eléctrica introduce un sonido algo más agresivo. Sin embargo, esa relativa agresividad se alterna con momentos de mucha tranquilidad, que hacen que este sea un tema muy variado.

Con unos sonidos de sintetizador un tanto discotequeros arranca “Wala”, un tema casi festivo y fácil de escuchar, de ritmo variado y en el que las percusiones y sobre todo los teclados y las guitarras tienen una cierta presencia que lo enriquecen. Aproximadamente hacia la mitad del tema, un cambio a un ritmo muy lento puede dejar descolocado a más de uno, justo antes de que la guitarra eléctrica reclame su momento de protagonismo.

Con sus menos de dos minutos “Dia-Ballein” es el tema más corto del álbum. Durante casi quince segundos no escuchamos nada, y cuando empezamos a hacerlo, se trata de sonidos difíciles de identificar que, poco a poco, van subiendo en intensidad. Después, cuando empieza la música propiamente dicha, lo hace para crear una atmósfera misteriosa y onírica. El tema va ganando intensidad muy poco a poco, hasta que termina, dando paso, sin solución de continuidad, a “Syn-Ballein”, tema al que sirve de intro. Se trata de otro tema de influencia oriental, en el que el virtuosismo de TOMMY con la guitarra queda patente. Aunque la guitarra es el instrumento que predomina, la aportación de los sintetizadores en algunos momentos es muy destacable.

“Oeste”, otro tema corto, empieza con el sonido de la guitarra acústica, siguiendo un ritmo tranquilo que nos remite a la música ambiental o incluso New Age. Claramente, con este tema TOMMY busca producirnos emociones, busca que dejemos de lado nuestras preocupaciones y nos centremos solo en disfrutar de la música.

Con el sonido de unas percusiones étnicas empieza “Nbb”, un tema en el que el ritmo se adueña de todo, de forma que cuando van entrando los demás instrumentos, casi da la sensación de que nos estorban a la hora de disfrutar del sonido de esa percusión. Y es que, poco a poco, las guitarras, las programaciones y la batería también van sonando, pero parece que casi “están de más” en un tema que perfectamente podría ser un largo solo de percusión. Al final, la aportación de la guitarra eléctrica y del piano rompe con el desarrollo del tema.

Con una melodía muy reconocible empieza “A O”, un tema que pide ser disfrutado con calma, para apreciar los matices de la guitarra y el teclado, sobre todo de la guitarra, la verdadera protagonista del tema. Se trata de un tema tan sencillo como su propio título.

De nuevo los sintetizadores nos dan la bienvenida al principio de un tema, concretamente al principio de “In the mouth of madness”, aunque pronto entra la guitarra con un riff de cierta agresividad, que da paso a un tema netamente rockero en el que podemos notar la potencia que tal vez habíamos echado en falta en los temas anteriores. Además, se introducen unos cambios de ritmo en los que el teclado intenta robarle el protagonismo a la guitarra, y que sirven para que, cuando la guitarra vuelve a sonar, nos llame todavía más la atención.

Llegamos al final de este viaje sonoro con el tema que da título al álbum, en el que los sintetizadores llevan la voz cantante al marcar una melodía repetitiva que suena durante casi todo el tema, aunque TOMMY también se sirve de la guitarra para introducir variaciones muy conseguidas. Es un tema que resume muy bien la intención que TOMMY tiene con este disco, porque en él escuchamos sonidos que nos remiten a distintas influencias, con partes tranquilas y otras más rockeras.

Como vemos, con “Na ZapadTOMMY TALAMANCA ha conseguido dar rienda suelta a su virtuosismo y a sus ganas de experimentar, sin dejar que las etiquetas le impidieran desarrollar los sonidos que quería crear.

Sin duda, se trata de un disco que hay que escuchar con la mente muy abierta, dejando que la música fluya y nos atrape.

No es un disco fácil de etiquetar. O tal vez sí. Tal vez baste con decir que es música. Muy buena música.

Créditos:

Tommy Talamanca: Guitarras, bajos, piano, sintetizador, bouzuki, duduk, darbuka, djembe, maracas, bodhram.

Emiliano Olcese: Batería.

Track list:

1- Vostok.
2- Arevelk’-Arevmutk’
3- Wala.
4- Dia-Ballein.
5- Syn-Ballein.
6- Oeste.
7- Nbb.
8- A O.
9- In the mouth of madness.
10- Na zapad.

Discográfica: Nadir Music.

Puntuación: 8/10.

Autor: Pablo Folgueira.

<< volver a discos