WATAIN – THE WILD HUNT

Crítica

No es fácil sacar un disco después de haber puesto en el mercado un álbum que, en general, es considerado como el mejor de tu carrera. Pero eso es lo que han tenido que hacer WATAIN con su nuevo disco, “The Wild Hunt”, que llega con la ardua tarea de mantener el nivel mostrado en “Lawless Darkness” y cumplir con las expectativas de los fans, que no son precisamente bajas.

Lo cierto es que el grupo ha conseguido poner en nuestras manos un trabajo que ya está suscitando controversia y reparto de opiniones entre sus seguidores. WATAIN son un grupo de Black Metal, pero ni mucho menos son un grupo que practique este estilo de una forma tradicional y purista, sino más bien todo lo contrario. El combinado sueco siempre ha buscado que su sonido sea diferente, que su música no se quede atrapada por los prejuicios de un estilo que, por lo general, mira muy mal los cambios.

Con esta premisa, la banda arranca su nuevo trabajo con “Night Vision”, tres minutos y medio de una misteriosa, oscura y calmada intro que nos pone en situación para recibir a “De Profundis”, uno de los cortes más convencionales de este trabajo, en el que el grupo demuestra su capacidad interpretativa y comienza a darnos una muestra del nivel de brutalidad que pueden alcanzar. Y es que en los primeros cortes de este tema la banda nos presenta una propuesta que, si bien incluye algún elemento novedoso o poco habitual para el género, se muestra generalmente tradicional para el estilo.

Temas como “Balck Flames March” o “All That May Bleed” nos enseñan buenas composiciones, con algunos detalles interesantes y pocas sorpresas y, sobre todo, grandes interpretaciones. No es hasta “The Child Must Die” cuando empezamos a vislumbrar de forma más clara el espíritu innovador del grupo, que no obstante parece seguir conteniéndose para ceñirse a unos cánones de estilo que claramente se le están quedando pequeños.

Sin embargo, era raro que WATAIN se autoimpusiesen ningún tipo de restricciones y la prueba nos llega con “They Rode On”, un tema en el que los más puristas del género comenzarán a despotricar contra el grupo y en el que, para mi gusto, empieza lo verdaderamente bueno. Durante el tema nos encontramos con voces limpias, con voces femeninas y con unas influencias que podríamos definir casi como Viking y que recuerdan a algunos pasajes de BATHORY.

A partir de aquí el grupo nos regala una pequeña colección de temas en la que cada corte tiene su propia personalidad, empezando por la interesantísima “They Rode On”, llena de detalles y con un solo verdaderamente impresionante, y pasando por “Sleepless Evil”, un tema que arranca con una violencia inesperada y desemboca en un interludio de piano, que monta una atmósfera oscura, melancólica y llena de misterio sobre la que el grupo avanza en un tema que pierde velocidad a favor de riffs más pesados y un sonido más profundo.

Uno de los temas que más me han llamado la atención es “The Wild Hunt” en el que el grupo da rienda suelta a la influencia de BATHORY y, por momentos, parece dibujar trazas de una influencia mucho más inesperada, que no es otra que la de los británicos PINK FLOYD. Parece mucho más raro e imposible de lo que es y el resultado es un tema realmente diferente y atractivo. Le sigue la potente “Outlaw”, un corte con menos sorpresas, más en la línea de los primeros temas de este trabajo.

El final se va aproximando con la instrumental “Ignem Veni Mittere”, una de las mejores y más interesantes sorpresas del disco para mi gusto y que os dejaré descubrir por vosotros mismos. La encargada de poner el broche final a este trabajo es “Holocaust Dawn” un corte completísimo que reúne todas las vertientes del sonido de WATAIN. Mención especial a las guitarras acústicas. Un gran acierto.

En resumen, “The Wild Hunt” es un disco que, si bien no alcanza las cotas de genialidad marcadas por su predecesor, si que tiene mucho que ofrecer, sobretodo para aquellos fans que no esperen un purismo estilístico acérrimo.

 

TRACKLIST:

1.- Night Vision
2.- De Profundis
3.- Black Flames March
4.- All That May Bleed
5.- The Child Must Die
6.- They Rode On
7.- Sleepless Evil
8.- The Wild Hunt
9.- Outlaw
10.- Ignem Veni Mittere
11.- Holocaust Dawn

 

WATAIN son:

E. – Voz, Bajo
P. – Guitarras
H. – Batería

Puntuación: 8,5/10
Discográfica: Century Media
Autor: David Rodrigo (Coon)

<< volver a discos