ZERO RESET – CLOSED IN A BOX

Crítica

Desde Génova, y titulado «Closed in a Box», nos llega el primer disco de ZERO RESET con la etiqueta de Nadir Music. Su propuesta viene definida por los géneros Crossover y Rock alternativo, pero realmente según avanza el CD vemos muestras claras de otras influencias y estilos. Así, haciendo una vista general de la grabación, podríamos decir que flota entre olas de nu metal, reggae, rap metal, rock electrónico y metal alternativo, pero sin hundirse del todo en ninguna de ellas.

La primera pista, «Cheapstars», empieza a dar caña sin apenas dar tiempo a colocarnos los cascos. Pronto toma forma de funk-rock, pero rápidamente nos lleva a un característico meta reggae similar al que representa la banda SKINDRED, reconocible sobre todo en los matices vocales de aire jamaicano. El nivel compositivo y relativo a originalidad de este tema en particular no es especialmente alto en comparación al resto del disco, pero sí parece que sea un buen arma de cara a los directos y como forma de hacer entrar en calor al público. Una sección intermedia de rapcore deja en alza los efectos de los sintetizadores que, adelantamos, tendrá mucha presencia y protagonismo durante los 12 tracks que conforman «Closed in a Box». Para acabar, Emiliano Olcese da el resto en la batería cerrando un tema definitivamente penetrante.

Va creciendo poco a poco, pero cuando al fin «Escape» coge forma se convierte en el tema más Nu Metal del disco. Juegos de volúmenes a lo largo de la canción con un corte rap metal, muy del estilo de LIMP BIZKIT sobre todo en los fraseos intermedios.

«Asteroids», parece continuar la dinámica del segundo track, pero de pronto brilla como el tema más comercial, listo para llegar a un público más estándar. El juego de voces es muy bueno, y el carácter técnico de la instrumentación es de gran nivel, sobre todo en el papel que toman los efectos digitales a manos de Alessandro Sartini.

Videoclip: http://www.youtube.com/watch?v=imEccTCzYbY

Con buen sabor de boca pasamos al cuarto elemento del disco; «Dirty stains». Más agresivo y oscuro que el resto de canciones, donde Albert Sardei nos escupe la letra cargada de actitud más que cantarla. Los efectos del sintetizador vuelven a llevar el peso de la canción y la va guiando por diferentes entornos y ambientes.

A continuación llegamos a, en nuestra opinión, la parte crítica del disco. Con el inicio de «Last dance» descubrimos un acertado cambio de dinámica en el disco con una agradable parte digital de los teclados, pero… corta de pronto para dar paso a una guitarra en limpio que poco pega con lo que se venía escuchando en los primeros segundos de canción. Salvando esta pequeña pega y obviando este chocante cambio, el tema va creciendo y conformando un muy buen material donde se van incorporando poco a poco la sección rítmica, con batería y bajo, y apareciendo más tarde la voz recitando suavemente unos versos. La canción va ganando en actitud según se añade la guitarra eléctrica con interesantes combinaciones de tonalidades y armónicos. It Works… es el tema mejor concebido de todo lo que llevamos de disco.

La banda italiana decide hacer un homenaje con «Madrid, Spain» a la vecina capital peninsular. La gran virtud de esta canción es la pegadiza línea melódica que acompaña a la voz durante prácticamente los 200 segundos que dura. Tiene pinta de que, por ello, será una de las piezas más exitosas entre los seguidores de ZERO RESET.

Con el número siete llegamos a «Face 2 face» y la vuelta al Nu metal. Sorprendentes cambios de figura donde, de nuevo, los sintetizadores de Alessandro muestran el gran repertorio de recursos digitales que posee. El final de la canción, tras un fuerte scream, enseña toda la pegada del grupo y hace sencillo imaginarse al público botando enfrente del escenario. La canción acaba muriendo con nuevos efectos del teclado.

«The only one» no parece tener un nombre acertado en cuanto a musicalidad se refiere. De hecho es “otra canción más” con nada destacable. Similar a la línea que trae el disco y sin ningún ingrediente que la distinga del resto. Le sigue «Five times». Entre ambas hacen perder excesiva fuerza al eje del cd.

Para darnos una pequeña bocanada de aire a base de actitud y potentes riffs llega el décimo tema; «Dark pool», un buen baño en esta piscina oscura que nos despierta de nuevo. Después de este, alcanzamos por fin a la composición que da nombre al disco; «Closed in a box». Muy destacable la sección en la que el bajo de Michele Cauda se queda a solas con la voz. Parece que la intención de este tema fuese el de ser un single, pero queda claramente por detrás de otras canciones como “Asteroids” y “Last Dance”, que la ensombrecen por completo.

Para cerrar el disco escuchamos, tras unos susurros, cómo «Until the end of time» se transforma en una balada, con mucho protagonismo del bajo junto a los arpegios de las guitarras de Gianluca Orlando y Emanuele Cosso. Cogemos fuerza con los teclados (algo estridentes para nuestro gusto) y volvemos al bajo con un sonido, insistimos, muy cuidado. Se desarrolla acabando en la mayor muestra de metal progresivo de todo el trabajo y acabando en calma. Se les ve cómodos en este último ambiente. Ojalá veamos a la banda experimentar por estos lares de la música en próximos discos.

Concluyendo; un trabajo interesante para los amantes del Nu metal, con detalles de gran calidad y buenas canciones, pero con algunos fallos en la concepción del proyecto en conjunto, sobre todo en el último tramo del disco.

ZERO RESET son:

Albert Sardei: Voz
Gianluca Orlando: Guitarra y voz
Emanuele Cosso: Guitarra
Alessandro Sartini: Teclados, Sintetizadores y Efectos
Michele Cauda: Bajo
Emiliano Olcese: Batería

TRACKLIST:

01 Cheapstars
02 Escape
03 Asteroids (video clip)
04 Dirty stains
05 Last Dance
06 Madrid, Spain
07 Face 2 Face
08 The Only One
09 Five Times

Puntuación: 7
Discográfica: Nadir Music
Autor: Angel Luis Arquero

<< volver a discos